Políticamiércoles 07 de noviembre 2012

Barack Obama consiguió la reelección y gobernará otros cuatro años

El presidente de los Estados Unidos alcanzó los 270 votos electorales necesarios para conservar la presidencia. Mitt Romney quedó fuera de carrera al perder Ohio, un estado muy disputado


El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, obtuvo este martes más de los 270 representantes del Colegio Electoral necesarios para continuar otros cuatro años como morador de la Casa Blanca, con los votos de Florida ya escrutados al 100 por ciento.

Obama no tuvo sorpresas. Se impuso en todos los estados en los que estaba prevista su victoria e, incluso, logró quedarse con gran parte de los estados clave, de modo que consiguió su reelección con una comodidad no prevista.

En Ohio, el estado considerado la llave para la Casa Blanca, el mandatario se impuso por una ajustada ventaja. Mejoró, además, su posicionamiento en sectores clave de la base demócrata, como las mujeres (2% más que en 2008) y las personas que ganan menos de 50 mil dólares.

Las políticas para paliar los efectos de la crisis -una de las principales críticas de Romney al mandatario ahora reelegido- fueron una de las claves del triunfo demócrata. El rescate de la industria automotriz salvó miles de empleos en ese estado, que, además, es el que mayor recuperación económica registra en todo el país.

Muchos analistas lo consideran como una “muestra” a nivel nacional: tiene la misma proporción de población urbana y rural que a nivel nacional, relación que se mantiene también en términos etarios, religiosos y raciales.

Ohio es un estado clave en la carrera a la Casa Blanca. Los últimos 12 presidentes ganaron allí y nunca un republicano que haya perdido en él llegó a la presidencia.

Obama ganó en Pennsylvania a pesar de un fuerte impulso de la campaña de Mitt Romney para lograr el estado. También hizo importantes avances con relación a 2008 con su victoria en Wisconsin (el estado del candidato a vicepresidente republicano Paul Ryan), New Hampshire y Iowa.

Pese a que durante toda la campaña los estados clave aparecían como indefinidos, parece que las campañas de organizaciones latinas para movilizar a la comunidad dieron resultado. El nuevo récord de participación de los latinos fue la clave para que Obama obtuviera cuatro años más en el poder. Otra razón de peso fueron los recortes que Romney haría sobre el fondo educativo y el Obamacare. La deuda pediente del mandatario con ellos se mantiene: la reforma migratoria.

En Florida, los resultados estaban previstos para el miércoles, pero ya se escrutó el 100% de los votos. El presidente de EEUU sacó una ventaja de 5 puntos porcentuales a Romney, es decir, 46.000 votos de diferencia. 

Muchos avisaban que este año era la oportunidad del Partido Republicano para ganar a lo grande. Pero el cambio demográfico favoreció a los demócratas: votaron más latinos e incluso participaron los jóvenes.

Para algunos asesores, no se trata de una derrota de Mitt Romney, sino de una forma de criticar al partido.

La economía, estable pero aletargada, encabezará la agenda del nuevo período y toca todos los aspectos que han dominado la campaña: seguridad para la clase media, creación de empleos, valores, impuestos, oportunidad de una vida mejor.

En política exterior, seguirá al frente de la respuesta a las ambiciones nucleares de Irán, a la guerra civil en Siria, la crisis de la deuda soberana europea, la guerra de México contra el tráfico de drogas y armas, y la agitación del Medio Oriente.



Comentarios