"El diseño del puesto de trabajo debe permitir que se pueda adoptar la siguiente postura, que ha de tenerse en cuenta como referencia. Cualquier otra que no suponga un sobreesfuerzo es también válida", explicó el Dr. Alejandro Druetto, especialista en Ortopedia, Traumatología y Cirugía de Cadera y Rodilla.


- Muslos horizontales y piernas verticales, formando un ángulo de 90º.


- Entre el ángulo que forma la rodilla y el borde de la silla debe haber, más o menos, una distancia de una palma de la mano.


- Brazos verticales y antebrazos horizontales, formando un ángulo recto desde el codo. 


- Antebrazo y mano en línea recta, paralelos al suelo.


- Los codos pueden tocar ligeramente el costado pero no los oprimas contra tu cuerpo.


- Las muñecas en una posición natural y sin doblarlas excesivamente.


- Manos relajadas, sin extensión ni desviación lateral. Preocúpate especialmente de mantener los pulgares y los dedos en una postura relajada y natural.

- Columna vertebral recta. Sin torsión del tronco. La zona lumbar debe quedar cómodamente apoyada.


- Plantas de los pies apoyadas. Si la silla es demasiado alta para poder colocar los pies sobre el suelo, utiliza un reposapiés.


- Línea de visión paralela a la superficie de trabajo.


- Ángulo de visión menor de 60º en el plano horizontal y entre los 5º y los 35º en el vertical.


- Cuerpo no aprisionado entre la silla y la mesa.


- Adopta una postura relajada erguida. Evita inclinarte demasiado hacia adelante o hacia atrás.


- Coloca los materiales que utilizas con frecuencia al alcance de la mano. 



Recomendaciones para el uso del mouse:

Si no puedes acceder a los equipos ergonómicos o de última generación tecnológica, te dejamos unos tips de fácil aplicación:


  • Su configuración debe adaptarse a la curva de la mano.
  • Tiene que permitir que se puedan descansar los dedos y la mano sobre él sin que se active inesperadamente.
  • No debe necesitar mucha fuerza para accionarse.
  • La bola debe estar bajo los dedos.
  • Debe deslizarse fácilmente. Se pueden utilizar también alfombrillas. Éstas deben facilitar el movimiento del mouse y no entorpecerlo.