162
162

La bisnieta del compositor Richard Wagner y actual directora del prestigioso Festival de Bayreuth, Katharina Wagner, interrumpió el proyecto de "El Anillo de los Nibelungos" en el Teatro Colón de Buenos Aires por la "falta de condiciones de trabajo adecuadas", según explicó hoy en Alemania.

"Lamentablemente encontramos unas condiciones en las que no se puede trabajar", dijo a DPA, recalcando, no obstante, que espera poder seguir adelante en la capital argentina porque para ella el proyecto "de ninguna manera está muerto".

Voceros del Teatro Colón confirmaron hoy en Buenos Aires que el estreno de la tetralogía se presentará de todas formas en la fecha prevista, el 27 de noviembre. Wagner explicó su decisión porque "no había nada preparado para el ensayo, no podría haber ensayado ni una sola escena con los cantantes y no se había empezado ni un vestido ni una peluca". Por ello regresó inesperadamente de Buenos Aires, donde esta semana deberían haber empezado los ensayos para poder estrenar la obra en noviembre.

La directora de la "Colina Verde" y responsable de la puesta en escena de la versión compacta de la obra decidió volver ese mismo día a Alemania y se limitó a escribir un correo electrónico al director artístico del Colón, en el que le pedía que le avisase en cuanto mejorasen las condiciones de trabajo.

Hasta ahora, según informó, no hubo ninguna señal. "Yo no tengo dudas en el proyecto en sí, pero naturalmente uno tiene que empezar a dudar si ni siquiera recibe respuesta a la pregunta de cuándo se puede empezar a trabajar", se quejó.

Para Katharina Wagner, de 34 años, lo más correcto sería aplazar el estreno. "De forma realista... lo que falta no se puede conseguir en dos días". "Esperaremos", dijo, y continuó haciendo hincapié en que en Alemania tiene suficientes ocupaciones.

Según ella, el trabajo en Argentina no fue fácil desde el principio. Algunos miembros del equipo no recibieron contrato ni invitaciones, y otros ni siquiera el visado para poder trabajar.

La semana pasada, el Colón anunció que por problemas de presupuesto reduciría el número de funciones de "El Anillo" de cuatro a dos. La versión para la prestigiosa casa operística argentina tiene sólo siete horas de duración, en un solo día. Normalmente dura 16 horas, divididas en cuatro días.