Infobaedomingo 14 de octubre 2012

"La vuelta a Boca de Román dependerá mucho de quién lo dirija, él se muere por jugar"

José Basualdo, hoy entrenador de fútbol, salió a respaldar a su amigo y reconoció que Riquelme se disgustó porque no le permitieron irse a otro equipo y volver a retirarse”. Además, dijo que se pone en la lista para dirigir a Boca y que si esto sucede “me instalo en la casa de Riquelme hasta que vuelva. Él quiere volver y tiene mucho para dar”. Por otra parte, también criticó a Palermo: "No tiene amigos en Boca"

En diálogo con Boca de Selección, por Radio Concepto, José Basualdo habló de su amigo, y ex compañero en el “Xeneize”, Juan Román Riquelme. Entre muchos temas, dijo que el ídolo “se muere por volver a jugar” y que su vuelta a Boca “va a depender de quién lo dirija”.

 

“Si hay un técnico inteligente, Riquelme siempre tiene que estar en el plantel. Yo lo conozco, es amigo mío y no lo van a poder reemplazar. Estuve con Román después de que se fue de Boca y sé que sigue al equipo de cerca. Se muere por volver a jugar. La vuelta a Boca de Riquelme va a depender de quién lo dirija”, sostuvo “Pepe”, hoy entrenador de Técnico Universitario, de la Primera División de Ecuador.

 

“Riquelme se disgustó porque no le permitieron irse a otro equipo y volver a retirarse en Boca. Además, por todos los problemas de Boca lo culpaban a él. Si se acababa la yerba era culpa de Román, je”, bromeó Basualdo. Y luego, agregó: “Si me llaman para dirigir a Boca, me instalo en la casa de Riquelme hasta que vuelva. Él quiere volver y tiene mucho para dar”.

 

Sobre esta posibilidad de dirigir al club donde tan bien le fue en el 2000, logrando muchos títulos, Basualdo se ilusionó: “Pienso en dirigir en Argentina en un futuro cercano y creo que voy a tener la chance. Me pongo en la cola para dirigirlo, muero por dirigir a Boca. Tengo experiencia en el club y varios años de carrera de entrenador. Como jugador tuve que esperar mucho tiempo para llegar, y como técnico sé que también va a llegar”.

 

Respecto de las internas del vestuario expresó: “En Boca no hay amigos de Palermo, porque él no tiene amigos. Palermo comía sentado sólo con Guillermo y el Pato. Son todos amigos de Román”. En tanto, para finalizar, le ‘pegó’ al actual entrenador: “A Falcioni no lo insultan por los resultados, sino por lo que hizo con Riquelme. Igual Boca tiene que recuperar el prestigio. Siempre se jugó con enganche y le dio resultados, hay que mantener ese esquema. Boca tiene que volver a ser temido en La Bombonera”.

Comentá