Sociedadmiércoles 19 de septiembre 2012

México se prepara para guerra frontal entre Zetas y Cártel de Sinaloa

Los expertos vaticinan que los dos grupos narcos profundizarán sus combates luego de que el Cártel del Golfo quedara debilitado por el arresto de su líder, Jorge Costilla, "El Coss"


"Él estaba al frente del cártel, considerado la segunda organización delictiva más poderosa del país", dijo el vicealmirante José Luis Vergara, vocero de la Marina, al mostrar ante la prensa al ex policía de 41 años (foto) junto a diez lugartenientes, así como joyas y armas, algunas bañadas en oro.

El capo fue detenido el miércoles en Tampico, un puerto del estado de Tamaulipas. Días atrás había sido capturado Mario Cárdenas Guillen, el otro gran jefe del Golfo con quien "El Coss" estaba enfrentado.

Estas detenciones "significan el descabezamiento del grupo completo", que había mantenido desde 2010 una encarnizada lucha con Los Zetas, sus ex aliados", dijo a la AFP Guadalupe Correa, experta en narcotráfico y directora del departamento de Estudios de Gobierno de la Universidad de Texas.

El enfrentamiento dejó, en dos años, una estela de muerte en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, estados vecinos de los Estados Unidos y donde las dos agrupaciones disputaban el control de actividades delictivas.

En mayo, la aparición de 15 decapitados en Nuevo Laredo, a la que siguió la colocación de nueve cadáveres, marcaron la entrada a la zona en disputa del Cártel de Sinaloa del capo Joaquín "Chapo" Guzmán.

Considerado el narcotraficante más poderoso de México, creó lazos con otros cárteles para enfrentar el crecimiento de Los Zetas.

"Es el inicio de esta nueva configuración del crimen organizado en México, con el debilitamiento del resto de los grupos y el fortalecimiento de dos organizaciones importantes, del Cártel de Sinaloa y Los Zetas", señaló Correa. Esto "implicaría una guerra entre ellos", agregó.

"En principio, el efecto será de mucha violencia en el cierre del sexenio" del presidente Felipe Calderón, que culmina el 1º de diciembre, anticipa Ricardo Ravelo, periodista y autor de varios libros sobre los cárteles, entre ellos una biografía de Osiel Cárdenas, fundador del Cártel del Golfo.

"Por lo menos 15 estados del país están enfrentando violencia precisamente por esta disputas", afirmó a la AFP quien prevé que se registren acciones "violentas, sanguinarias, de elevada criminalidad".

Los Zetas, ex brazo armado del Cártel del Golfo, se independizaron en 2010 y crecieron por 17 de los 32 estados mexicanos según la consultora estadounidense Stratfor.

Pero ese crecimiento generó, a su vez, una división entre Miguel Angel Treviño, alias "Z-40", y Heriberto Lazcano, "El Lazca", sus principales dirigentes, ahora enfrentados.

El Cártel del Golfo se fortaleció al amparo de gobiernos de Tamaulipas, particularmente el de Tomás Yarrington (1999-2004), actualmente prófugo de la Justicia por lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

El golpe final al Cártel del Golfo tiene, según Ravelo, conexión con las recientes acusaciones contra este ex gobernador porque el debilitamiento financiero y político facilitó la desarticulación de sus dirigentes.

Comentarios