Sociedadjueves 13 de septiembre 2012

Paró la proyección de Batman para pedirle casamiento a su novia

La original propuesta se dio en un cine de la ciudad de Río Cuarto. "Interrumpimos la transmisión ya que en la sala se encuentra un sujeto totalmente loco", anunció una pantalla negra en medio de la película 

En la sala, la única que no sabía era la novia. De un momento a otro vio a su novio Kevin Mora (21) en la pantalla, quien había ideado una gran puesta en escena para proponerle casamiento, tras dos años de noviazgo.  

Primero vieron un video de unos 15 minutos en la pantalla grande, en el que hablaban actores de Hollywood, con subtítulos inventados. Luego, el papá de él le da consejos sobre la vida, hasta que el joven parte desesperado con un amigo rumbo a algún lugar.

En ese momento se les pincha una rueda, corren, hasta que por fin Kevin llega al cine. Aparece entonces en la pantalla un corazón con la leyenda: "Todo esto es para hacerte una pregunta". Se prenden las luces del cine. El novio saca una cajita con los anillos, se puso de rodillas y le pregunta: "¿Te querés casar conmigo", informó La Voz del Interior.

La novia, Keila Moreno (21), le respondió a Kevin entre risas y llantos. Sin embargo, fue su suegra la que reveló la noticia: "¡Dijo sí!", afirmó la mamá del novio. En ese momento, los espectadores de la sala comenzaron a aplaudir y se dio cuenta de que todos eran familiares. 

Mientras celebraban con abrazos en la sala sonaba una canción. Cristian, el amigo que le ayudó a armar el video a Kevin, filmó también ese momento. “Agradezco a todos los del cine Río, al gerente, al boletero, la pochoclera, a todos, porque les copó la idea, me dieron el lugar, me ayudaron. A todos los amigos y familiares que vinieron. Nosotros llegamos con la película empezada así que ellos ya estaban ubicados, encima los cambiaron de sala porque en la primera se había clavado el proyector. Yo estaba un poco nervioso, pero salió bien”, contó el flamante prometido. 

Keila casi no lo puede creer, aunque dijo que siempre tratan de sorprenderse. Ella armó una vez una cena romántica con velas en un parque, mientras que él le llevó mariachis para pedirle que se pusieran de novios.

“Hacía rato que quería ver Batman. La semana pasada, cuando cobré, le dije que fuéramos pero él prefirió ir el sábado. Esto no me lo esperaba, es un dulce”, dijo la novia. 

Comentá