Sociedadlunes 27 de agosto 2012

El asesinato de dos niños estremece a España

Tras 11 meses de investigaciones, dos informes confirmaron que los restos hallados en una hoguera son humanos y no de animal, como se creía. El padre está procesado

Crédito: EFE


Un estudio independiente contratado por la madre de los niños, Ruth Ortiz, ha venido a desmentir un primer informe oficial de la Comisaría General de Policía Científica, que concluyó que los restos humanos encontrados en la finca del padre, en la localidad cordobesa de Las Quintillas (sur de España) eran caninos.

Mientras el antropólogo que hizo el informe oficial prefiere guardar silencio, el informes encargado por la madre apunta a que el progenitor habría construido un horno crematorio, con la ayuda de una mesa metálica, para conseguir una temperatura de más de 800 grados centígrados, destruir todo el material orgánico y, así, imposibilitar posibles pruebas de ADN.

La Policía ha dado por bueno este informe y ha encargado otro estudio que va más allá y señala que los restos, además de ser humanos, corresponden a niños que tendrían 6 y 2 años al momento de morir. La edad de Ruth y José.

      Embed
      Embed

Los menores desaparecieron el 8 de octubre de 2011 y por este caso se encuentra en prisión desde el 23 de octubre su padre, el ex militar José Bretón. Según informó por entonces un familiar directo de Bretón, los niños pasaron su última noche, antes de que desaparecieran, en la casa de sus abuelos paternos. Al día siguiente, el padre recogió a sus hijos en este domicilio y, a partir de ahí, no se supo nada más.

El hallazgo de los restos humanos se confirmó hace 15 días, pero no fue hasta este domingo cuando trascendió la información.

      Embed
      Embed

Tras casi 11 meses de incertidumbre, se pierde toda esperanza de encontrar a los pequeños con vida. Un funcionario del gobierno provincial ha indicado que el informe pericial solicitado por la familia de Ruth, que concluye que los restos pertenecen a seres humanos “inmaduros”, es "ahora mismo la principal línea de investigación”, y que, de confirmarse el estudio, "parece evidente la falta de colaboración del único imputado en el caso", José Bretón.

      Embed
El juez del caso de Ruth y José ha pedido ahora nuevas pruebas para confirmar el origen de los restos calcinados, y ha ordenado el secreto de sumario. Dada la polémica del caso, el ministro del Interior español ha comparecido ante la prensa, pero ha intentado aplacar los ánimos con muy poco tacto. "Se trata de saber si los restos son de Ruth y Jose y no de buscar responsables", ha pedido con respecto al fallo policial del primer análisis.

El padre de dos hermanos desaparecidos en Córdoba, José Bretón ha indicado a través de su abogado que es una "barbaridad" el informe encargado por la familia materna  porque es "totalmente falso". El letrado, José María Sánchez de Puerta, ha restado credibilidad al informe sobre los restos porque el informe emitido por la policía científica se tardó en elaborar "dos meses" y no "48 horas" como el de la familia Ortiz.

      Embed
El vocero del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José María Benito, ha pedido cautela a la hora de valorar el informe independiente sobre la desaparición en Córdoba de los menores Ruth y José, aunque ha asegurado que, de confirmarse, "la Policía quedaría en muy mal lugar".

Benito ha señalado que la Policía conocía la existencia de este informe desde hace 15 días, motivo por el que se encargó un tercer informe para disipar las dudas sobre la desaparición de los dos menores, que ha confirmado el resultado del estudio externo. "Habrá que ver qué responsabilidades hay y, si hubo un error, habrá que saber por qué se ha cometido", ha destacado

David López, primo de Ruth Ortiz, ha declarado a los periodistas este lunes que la labor de la policía ha sido ejemplar aunque se hayan equivocado, pero "ha hecho su trabajo, no ha parado de buscar en Las Quemadillas, no ha salido nunca de esa finca, buscando más pruebas y pistas, hasta la más pequeña".

      Embed
El médico Francisco Etxeberria Gabilondo, autor del informe realizado a propuesta de la familia materna, es un especialista forense que ha trabajado en el estudio de las fosas comunes de la Guerra Civil y en los restos del ex presidente chileno Salvador Allende. Según ha contado al diario español El País, en la hoguera encontró "cerca de dos centenares de trozos de huesos, algunos del tamaño de una uña" y "nueve dientes".

Etxeberria sostiene que "a simple vista" se podía comprobar que no se trataba de restos de animales por la forma anatómica. "Los niños fueron quemados a una temperatura de 800 grados por lo que los restos están incinerados y es absolutamente imposible su análisis genético, sólo cabe el morfológico", afirmó.

 

 La Policía Científica, entre tanto, ha admitido que incurrió en un "error garrafal".

Comentarios