Sociedadmiércoles 11 de julio 2012

Tomar café o té con las comidas, ¿sí o no?

Después del agua, el es la bebida más popular del mundo. Y en muchos hogares se estila beberlo después de comer. Los efectos de la cafeína y los taninos en el organismo 

Crédito: Reuters

La costumbre de tomar una taza de té o café justo después de las comidas es un hábito que puede resultar perjudicial para la salud. La presencia de cafeína en el café y de los taninos en el té puede reducir la cantidad de hierro y zinc que absorbe nuestro cuerpo de los alimentos ingeridos.

Estos minerales son muy importantes para nuestro metabolismo. El hierro interviene en el mantenimiento de niveles adecuados de hemoglobina. Y el zinc juega un importante rol en el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Después del agua, el té es la bebida más popular del mundo. Pero no todos los tés son iguales, existen diversas categorías de esta deliciosa bebida, que se diferencian esencialmente en su grado de oxidación; o sea, el proceso mediante el cual la hoja de té, al interactuar con el oxígeno, se marchita y adquiere una tonalidad oscura. Por ejemplo, el té negro se oxida rápidamente, el té de tipo oolong se oxida parcialmente, mientras que el verde no se oxida.

Todas las clases de té auténticas provienen de la hoja de una planta denominada "arbusto del té" y cuyo nombre científico es Camellia sinensis. Es la forma de procesar sus hojas antes de estar listas para el consumo, y no la hoja propiamente, lo que determina la categoría de té.

El conocido té Rooibos, más conocido como té rojo y obtenido de las hojas de un arbusto nativo de Sudáfrica, en realidad es más una tisana que un té. No contiene ni cafeína ni taninos y puede ser un excelente sustituto del café o el té verdadero, si tienes la costumbre de tomar estas infusiones con las comidas. Otros tipos de té de hierbas, raíces, flores o cortezas de plantas que no contengan taninos o cafeína pueden utilizarse igualmente.

Los taninos son poliphenoles de origen vegetal que juegan un importante papel en el metabolismo humano al inhibir el desarrollo de placas dentales, pero en niveles por encima de lo normal, pueden tornarse perjudiciales pues obstaculizan la absorción de zinc, hierro y calcio presentes en las proteínas de los alimentos que ingerimos.

Una de las tantas propiedades de la vitamina C es la de neutralizar los efectos inhibidores que tiene los taninos sobre la absorción de minerales de las proteínas, así que aquellos que acostumbran agregar al té zumo de limón están minimizando, sin sospecharlo, esta inconveniente propiedad de estas infusiones.

Por otra parte, la cafeína presente en el café disminuye la cantidad de minerales de manganeso, zinc, cobre, magnesio, vitamina A y algunas del complejo B que absorbe el organismo de los alimentos.

Según un estudio realizado en 2002 en la Universidad de Tufts, tomar café hasta una hora después de las comidas puede reducir la absorción de minerales hasta en un 87 por ciento.

Asesoró: Dr. Adrián Jaime

www.adrianjaime.net

Comentarios