Infobaemiércoles 04 de julio 2012

Riquelme, el ídolo máximo de Boca, se despidió con 10 títulos debajo del brazo

De la mano del enlace más pensante y creativo de los últimos años, aquel que disfruta más que nadie triunfar con el escudo azul y oro en el pecho, el "Xeneize" vivió momentos de gloria pura. Desde su primer campeonato en 1998 hasta el último en 2011, el "10" escribió páginas doradas en la historia de la institución, a la que condujo a ganar una Intercontinental y tres Libertadores. MIRÁ EL REPASO COMPLETO DE SU HISTORIA EN BOCA

Si existe una afirmación imposible de refutar, es que Juan Román Riquelme es nacido para jugar y ganar con la camiseta de Boca puesta. Y dentro de este "amor" claramente puede denotarse que tuvo una historia aparte con la Copa Libertadores, su torneo predilecto, según dejó aclarado en su última conferencia.El idilio entre el enganche y el prestigioso certamen continental se ocasionó en tres ocasiones, pero jamás se conformó con lo obtenido y él había avisado que en este primer semestre de 2012 iría por la cuarta y el récord. No pudo con su último deseo en el club, pero nada tiene para reprocharse.

 



El romance comenzó en el 2000, cuando venció a Palmeiras después de una definición muy sufrida: igualó 2-2 en la "Bombonera" con el recordado doblete de Rodolfo Arruabarrena y después aguantó el 0-0 en el Morumbí para después imponerse en la tanda de los penales con el remate ganador de Jorge Bermúdez.

 



Al año siguiente, en 2001, el campeonato lo consiguió en condición de local ante toda su gente pero sufriendo demasiado porque Cruz Azul dio la nota en La Boca al superar por 1-0 a los "xeneizes" cuando una semana antes había sido triunfo por el mismo marcador de los dirigidos por Carlos Bianchi. Otra vez los tiros desde los 12 pasos fueron la llave para adueñarse con la gloria americana.



La de 2007 fue la que contó con la mejor versión del exponente más lúcido del fútbol de potrero argentino, porque fue determinante a lo largo de todo el certamen y totalmente decisivo en las funciones por el título contra Gremio, con goles tanto en la ida como en la vuelta para consumar un "fácil" acceso al trofeo.



Así las cosas, Riquelme se consolidó como el 7° jugador más ganador de la historia del Club Atlético Boca Juniors con sus 10 lauros. Quedó bastante lejos de Sebastián Battaglia, que con 17 se mantiene en la cima del escalafón de los más victoriosos, pero tiene un número para nada despreciable.



Más allá de las mencionadas tres Libertadores, también celebró cinco torneos locales (Apertura '98, '08 y '11 y Clausura '99), una Intercontinental frente al Real Madrid en 2000 y una Recopa Sudamericana a Arsenal de Sarandí. Además, teniendo en cuenta toda su carrera, suma 17 porque se le agregan cuatro con la Selección Argentina (Sudamericano Sub-20 1997, Mundial Sub-20 Malasia 1997, Torneo Esperanzas de Toulon 1998 y Medalla de Oro en Beijing 2008) y dos Copa Intertoto con el Villarreal de España.

Los hinchas que rezaron durante este tiempo y pidieron que no se fuera, lamentarán de corazón su decisión. La puerta quedó abierta para algún equipo del extranjero y en caso de tomar la decisión de vestir otros colores fuera del país, seguramente contará con todo el apoyo de los simpatizantes "xeneizes" y admiradores.

LOS DE MÁS TÍTULOS EN BOCA

Sebastián Battaglia 17
Guillermo Barros Schelotto 16
Hugo Ibarra 15
Roberto Abbondanzieri 14
Martín Palermo 13
José María Calvo 12
Juan Román Riquelme 10

Comentá