Infobaeviernes 29 de junio 2012

“Los boxeadores argentinos están cobrando propinas”

En una entrevista con Infobae, Sergio Víctor Palma recordó su trayectoria y lamentó el actual empobrecimiento del boxeo por el manejo del negocio que hacen los promotores y la falta de reconocimiento hacia los buenos púgiles


“Hoy hay una gran cantidad de ofertas televisivas. Por eso, para adornar las peleas, se creó una cantidad increíble de entidades mundiales de boxeo y de títulos. Siempre hay que pelear por algún campeonato para justificar la televisación, el valor que se le cobra a los sponsors y la atención que se le pide al público”, dice.

“Esto les asegura a los promotores, que son los que manejan a los boxeadores, que si cuentan con uno de calidad, alcanza con cuidarles un poco la carrera para garantizarles una pelea por el título mundial. Entonces lo suben al ring con el suegro, el cuñado y un vecino del barrio, para que mantenga una ficha técnica impecable. Pero así no crece, y eso empobrece al boxeo”.

A pesar de la mirada crítica que tiene de la situación del deporte en la actualidad, defiende a los boxeadores. Señala a Omar Narváez como un muy buen pugilista y asegura que el mejor del momento es Sergio Maravilla Martínez. “Conoce perfectamente el boxeo. No pelea, le da motivos a sus rivales para que lo quieran atacar, porque sabe que cuando un boxeador golpea descuida alguno de sus flancos. Por eso trabaja sin guardia y les ofrece a los contrincantes puntos de ataque, mientras se prepara para ir sobre los puntos que dejan desprotegidos”.  

También defiende al boxeo femenino. Habla muy bien de Carolina Duer y elogia especialmente a Yessica Bopp, que le parece la más interesante. No sólo por sus cualidades técnicas, sino porque además es muy carismática.

Lo que más le molesta es la falta de reconocimiento a los buenos pugilistas. “En Argentina es vergonzoso el manejo descaradamente deshonesto que hacen los promotores. Los boxeadores argentinos están cobrando propinas. Y esto pasa con la complicidad de la Federación Argentina de Boxeo”.

Junto a un grupo de colegas, como Javier Velazco y Marcelo Domínguez, está intentando formar una organización que pelee por los derechos de los pugilistas, “para que les paguen lo que les corresponde”. Se llamará Adeboar (Asociación Defensa del Boxeo Argentino).

Una de sus principales iniciativas es el apoyo a una ley que les permita a los boxeadores ser considerados trabajadores deportivos, y así tener acceso a derechos laborales elementales como obra social, la protección de un sindicato y jubilación.

Si algo distingue a Palma es que no sólo se limitó a pelear. Todo el tiempo reflexiona acerca del deporte y de la vida, de sus complejidades e injusticias. Por eso no tolera que se ataque al pugilato, diciendo que es violento o que no es un deporte. ¿No habría que ver cómo se vive en el mundo antes de juzgar al boxeo?

“El concepto de la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo) de humanizar al boxeo es totalmente equivocado. Hay que humanizar a las personas. Todo lo que hagamos los seres humanos será tan malo como seamos nosotros”. (Ver más de la entrevista con Sergio Víctor Palma en la nota relacionada).