Economíamartes 19 de junio 2012

El precio de la soja se disparó 3,5% en EEUU

La tonelada de la oleaginosa cotizó a u$s526,26 en el mercado de Chicago, con una ganancia de 18 dólares. El fuerte incremento se debe a los pronósticos de calor seco en el Medio Oeste norteamericano

En una jornada en la que se destacó la suba de precio de los activos en todos los mercados, la soja fue uno de los productos que más se encareció, en parte por factores ligados a los mercados globales y también por condiciones propias de este cultivo, el principal producto de exportación argentino.

Los operadores financieros especularon este martes con una inminente definición de la Reserva Federal de los EEUU para adquirir bonos de deuda norteamericanos e inyectar de mayor liquidez para impulsar la actividad economica en un año electoral. Esta percepción de los inversores golpeó al dólar, que cedió terreno frente a otras divisas, acciones, bonos y materias primas.

Como factor propio de la soja y otros importantes cultivos como el maíz y el trigo, el clima caluroso y seco que se registra en el Medio Oeste de los EEUU, principal zona productora de granos del hemisferio boreal, redujo los pronósticos de cosecha y reforzó los precios internacionales.

Así, la soja para entregar entre julio del 2012 y julio del 2013 subió entre 31,75 y 49 centavos por bushel en el mercado de Chicago. La posición más negociada, con vencimiento en julio de 2012, avanzó 48 centavos o 3,5%, a u$s14,3225 por bushel (u$s526,26 por tonelada).

Manuel Alvarado Ledesma, director de la Consultoría Agroeconómica, comenta que “la volatilidad que estamos viendo en los últimos tres meses no es extrema en términos históricos. La volatilidad es algo intrínseco al mercado de commodities”.

Explica que en 2008, cuando se registraron precios récord para la soja, por encima de los u$s600 por tonelada (mientras en la Argentina persistía la huelga para la comercialización), a las pocas semanas, los contratos cayeron debajo de los 500 dólares.

“Por otro lado los precios se van a mantener sostenidos entre 400 y 500 dólares por tonelada, que es un buen precio. Depende como siga el clima en los EEUU: hay una mala pasada en el Medio Oeste, porque una persistente sequía”, acota Alvarado Ledesma a Infobae.com.

“No hay stock suficiente cuando lo afectan factores climáticos, independientemente que esto del clima hace un juego de suma cero”, refiere el economista, debido a que este mercado equilibra con elevados precios la baja en los rindes y "pisa" los precios cuando abunda la produccón.

La consultora alemana Oil World prevé un "fuerte aumento" en la siembra y producción de soja que realizará la Argentina para la próxima cosecha 2012-2013, a partir de contar con un "buen clima" hasta la recolección de principios de 2013. Estiman además que "la producción de soja puede aumentar en torno a las 15 millones de toneladas en la Argentina" para la próxima siembra oleaginosa, desde los 40 millones de esta temporada.

Las actuales alzas se fundamentan en que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos reportó un declive mayor al previsto en su calificación semanal del estado de los cultivos de maíz y soja del país a causa del clima. La oleaginosa tocó su precio máximo en el año el pasado 30 de abril, cuando se negoció a u$s553 por tonelada.

Por otra parte, Alvarado Ledesma destaca una condición que llegó para quedarse, como una suerte de mano que le tiende el mundo a la economía argentina. “Es el factor de la locomotora asiática, que le pone un piso alto históricamente a los granos. No lo veo fácil verla (a la soja) por debajo de los 400 dólares (por tonelada), por la demanda de India y China. Sea lo que sea pase con la oferta, la demanda es creciente, porque estos son países que han empezado, de focalizarse en la exportación, a hacerlo más en el consumo interno y a alimentarse más y mejor”.

Actitud conservadora

Alvarado Ledesma observa “una actitud sumamente conservadora por parte del sector agropecuario, que se previene de otros golpes, además de los climáticos”. Agrega que “obviamente, ante un contexto inflacionario, el productor, que no puede comprar dólares como ahorro, se queda en mercadería como inversión y refugio de valor”.

De todos modos, el director de Consultoría Agroeconómica aclara que en comparación a campañas anteriores, en el mercado local “no se ha vendido mucho en volumen porque bajó la cosecha, pero sí se ha vendido bastante en proporción a lo que se cosechó”. El segundo trimestre del año es el período estacional de mayores liquidaciones de dólares de los agroexportadores.

En ese sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que la cosecha de soja sería de unos 40,5 millones de toneladas en la temporada 2011/12, menos que los 40,9 millones previstos en mayo, debido a las pérdidas generadas por la sequía estival, frente a la zafra de 49,2 millones de toneladas de la campaña anterior, la segunda mayor de la historia de la Argentina.

Comentá