Infobaemiércoles 13 de junio 2012

Kempes en el 78, héroe como Diego en el 86, con su propia "Mano de Dios"

Por supuesto que la realizada por el "Matador" fue más que evidente si se la compara con la Maradona en 1986 ante Inglaterra. Sin embargo, así como la de "Pelusa" fue clave para avanzar a semis, la del cordobés también resultó importante, ya que en ese triunfo ante Polonia, el partido estaba 1 a 0 en el momento de la infracción que evitó el gol. Luego, vencería 6 a 0 a Perú y a Holanda en la final, pero sin esta volada y la atajada de Fillol...

Crédito:

Un 14 de junio de 1978, Argentina tenía una "Mano de Dios" que lo ayudaba a ganar un partido decisivo en una Copa del Mundo. La de Diego Maradona fue por los cuartos de final del Mundial de México 1986 y la de Mario Alberto Kempes, a la que hoy se hace mención, fue en la segunda fase del Mundial 1978, organizado en el país, en el encuentro ante Polonia.

En ese entonces, el sistema era con una primera fase de grupos de cuatro equipos y luego, para los que clasificaban, se jugaba una segunda ronda de otros cuatro equipos. Los ganadores de esa última instancia en cada una de las dos zonas eran los que disputaban la final. Así, en ese Mundial 1978 los que llegaron al último juego fueron Argentina y Holanda.

Sin embargo, para la Selección de César Luis Menotti, la ganadora de ese torneo, el camino no fue fácil. Primero porque quedó segundo en su zona, debido a que cayó con Italia por 1 a 0 y tuvo que jugar en Rosario, cuando toda la fase inicial la tuvo en Buenos Aires. Sin embargo, el "Gigante de Arroyito" estuvo colmado y así la gente llenó las tribunas para el 14 de junio, en el primer partido, ante Polonia.

El encuentro fue muy difícil, debido a que los polacos eran una Selección que en el Mundial 1974 había llegado al tercer puesto. Y la prueba de ello fue una jugada que cambió el curso, en la que la suerte estuvo para Argentina. Un remate al arco de Ubaldo Fillol, que ya no podía evitar el gol, fue despejado con la mano por Mario Alberto Kempes, goleador y figura de ese torneo.

El "Matador" evitó el tanto cuando el juego estaba 1 a 0 y siguió en cancha (el último recurso no existía en ese entonces). Luego, Fillol le tapó el penal a Deyna en un partido que después tuvo un triunfo por 2 a 0 para Argentina con los tantos de Kempes. Esa Selección luego empató con Brasil 0 a 0 y después goleó a Perú 6 a 0 para ser finalista y vencer a Holanda por 3 a 1. Sin embargo, aquella "Mano de Dios" de Kempes fue clave para llegar a la final y conquistar la primera Copa del Mundo

Comentá