Opiniónjueves 31 de mayo 2012

Cómo es el control de cambios para el turismo en la Venezuela de Chávez

Luis Domingo Álvarez, periodista venezolano, licenciado en Comunicación Social graduado en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas (1995), tiene estudios de posgrado y especializaciones en Políticas Públicas, Desarrollo Social y Gerencia de la Información. Trabajó en RCR Red Nacional de Noticias, Unión Radio, RCTV, Globovisión y actualmente se desempeña como jefe nacional de Información y Opinión en el Circuito FM Center


La historia se remonta a febrero de 1983 (hace casi 30 años) cuando el gobierno del entonces presidente Luis Herrera Campins (ya fallecido) decretó la creación delRégimen de Cambios Diferenciales (el tristemente célebre RECADI), momento en el que se rompe con la libre convertibilidad de la moneda en Venezuela

En aquella época se argumentó que se había iniciado una fuga masiva de capitales por la inestabilidad de la economía (sobrevaluación del bolívar, deuda externa y colapso en los precios del petróleo). Para viajar o importar bienes y servicios teníamos que pedir las divisas y comprárselas al gobierno, a través de casas de cambio o entidades bancarias. Lo "bueno" era el precio "preferencial", más dólares por menos bolívares (te imaginarás la corrupción y el desangramiento enorme en las reservas que eso generó, además del impacto negativo en las exportaciones). 

La burocracia y los límites de compra de divisas para el ciudadano común y la empresa privada hacían del proceso algo muy incómodo, pero siempre había la posibilidad de acudir al "mercado paralelo"; claro, el precio de las divisas allí es superior. 

Hoy, ya en "Revolución", la historia lejos de haber mejorado empeoró. Ahora no se llama RECADI sino CADIVI (Comisión de Administración de Divisas creada en febrero de 2003), y el "mercado paralelo" y todo lo que huela parecido es ilegal según laLey contra Ilícitos Cambiarios aprobada en septiembre de 2005 (lo cual choca con los principios de libertad económica de nuestra Constitución). 

Esa ley prohíbe hablar por medio alguno del mercado del dólar libre. ¿Una locura, no? Sin embargo, no se puede tapar el sol con un dedo y, por más que los medios de comunicación NO hablemos de ese mercado, existe

Al "dólar paralelo" (aunque la restricción es para cualquier moneda extranjera) le decimos "el innombrable", entre otros sustantivos. 

De hecho, cuando alguien busca comprar o vender en ese mercado (algunos dicen que surtido con dólares de la estatal petrolera PDVSA, al igual que el maletín de Guido Antonini Wilson), al dólar se le llama de cualquier forma menos dólar... Es común que circulen mensajes en plataformas privadas que digan "necesito comprar mil lechugas urgente". (ATENCIÓN, SEÑORES DE CADIVI, ESO DE LAS LECHUGAS NO LO ENTIENDO Y NO SÉ POR QUÉ LO ESTOY PONIENDO AQUÍ, ¡¡¡SOY INOCENTE!!!) 

La libertad, como la vida misma, siempre encuentra un camino, ¿verdad? 

La guerra contra el "dólar libre", "dólar paralelo" o "dólar permuta" no se quedó allí: vinieron los cierres de las Casas de Bolsa (2010), acusadas por el gobierno de Chávez de "inflar artificialmente" el precio de los bonos denominados en dólares para determinar el tipo de cambio, lo cual, según el gobierno (que llegó al poder en 1999), generaba inflación (en Venezuela, como en todos los países de Latinoamérica, el dólar siempre es la referencia). 

También vino la creación del SITME (Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera), a imagen y semejanza "inversa" de lo que hacían las Casas de Bolsa (suena raro, pero me gustó el concepto porque se trata de métodos de manipulación monetaria, uno al alza y otro a la baja). 

Así, Venezuela tiene cinco tipos de paridades cambiarias; tres legales y para muchos irreales: el de CADIVI (2,60 y 4,30 por dólar), el del SITME (5,30) y las emisiones de bonos en dólares transables en bolívares (5,80), y otro ilegal, del que no puedo hablar "por ahora", para no meterme en problemas. 

Particularmente sobre el turismo, si algún residente en Venezuela (que no sea experto para intentar el SITME o la compra de bonos) quiere viajar al exterior en este momento con dólares a 4,30, tiene que pasar por el calvario de los trámites de CADIVI, que al año da un máximo (no acumulable) de 3 mil dólares para compras a través de tarjetas de crédito, 400 dólares para compras por internet (para usar este cupo no es necesario que viajes) y entre 500 y 300 dólares en efectivo, pero casi nunca los dan a tiempo.

Esos 3 mil dólares para consumos en el exterior son un tope máximo (el mínimo son 500 o su equivalente). 

Ese tope, dependiendo del lugar al que viajes y los días que vayas a quedarte, lo decide CADIVI arbitrariamente. Además, sólo te dan divisas para un viaje al año, no es que tienes 3 mil dólares para usarlos fraccionados. Si viajas y te aprueban mil dólares, pues eso es, y no podrás pedir más divisas en el año. CADIVI sólo te venderá divisas para un viaje por año calendario. Si quieres viajar más, debes conseguir tus propias "lechugas". 

Para graficar mejor la distribución, veamos algunas comparaciones (fuente: CADIVI): 

De acuerdo con la tabla que podrán revisar en el enlace "ut supra" (jejeje) si el viaje es para Europa, por ejemplo, y durará 8 o más días... ¡bingo!, te aprueban los 3 mil dólares completos. Suena bien, ¿no? Dividamos a ver cuántos dólares por día tenemos si el viaje es de 15 días... Ya no suena tan bien, ¿verdad? Doscientos dólares se van sólo en desayuno, almuerzo y cena, sin mucho lujo. ¿Y el hotel, los traslados, las compras, las rumbas, los impuestos, etcétera? 

Pero hay destinos que "extrañamente" son más atractivos, no por lo que ofrezcan, sino por la cantidad de dólares que te aprueba CADIVI (por ejemplo,Cuba y los países del ALBA), para los cuales te "venden" 2.500 dólares por 8 días o más de estadía (solo 500 menos que para cualquier destino de Europa). 

A diferencia de países como Colombia, pues para ir a Bogotá por 8 días o más, sólo te aprueban 700 dólares, y para Aruba o Curaçao (también por 8 días o más) son mil dólares

Ah, me faltó decir que si no tienes una tarjeta de crédito, o el límite de la que tienes es muy bajo, ese es el límite que te darán; por eso considero este sistemadiscriminatorio (otra inconstitucionalidad más). Para menores de edad está previsto el otorgamiento de divisas, pero por montos menores: más discriminación. 

Una vez pasado todo este "mar de la felicidad" y disfrutar de unas merecidas y casi siempre recortadas vacaciones (porque de los cajeros en el exterior sólo puedes retirar el 10% mensual del monto total aprobado), la historia no termina.

En cualquier momento del siguiente año CADIVI puede llamarte para que presentes los comprobantes de los consumos realizados. ¡Hay que pedir y guardar todas las facturas de compras de bienes y servicios en el exterior! Porque si te las piden y no las presentas, te suspenden y ya no podrás solicitar más divisas a CADIVI. 

Además, dentro de los 45 días siguientes a la llegada al país, cada "beneficiario" del cupo CADIVI debe hacer la "Declaración Jurada de Cierre" del uso "legal" de las divisas autorizadas. 

Una de las perlas de la Ley Contra Ilícitos Cambiarios en Venezuela, si quieren echarle un ojo, aquí se las dejo:  

Artículo 14 .- Las personas naturales o jurídicas que en violación de los convenios suscritos por la República, la normativa cambiaria o las leyes de la República aplicables al respecto, pública o privadamente, ofrecieren en el país la compra o la venta de bienes y servicios en divisas, serán sancionados con multa del doble al equivalente en bolívares del monto de la oferta. Para el caso de la oferta pública (AGÁRRENSE) la misma sanción se aplicará al medio de comunicación social o a cualquier otra persona natural o jurídica que coadyuve a dar publicidad a este tipo de ofertas (...). 

Para aquellos que no lo saben, de acuerdo con una batería de leyes que ha creado este gobierno, los medios de comunicación son "subsidiariamente responsables" de cualquier mensaje que transmitan... ¿Censura previa

ATENCIÓN, SEÑORES DE CADIVI: A MÍ LA CONSTITUCIÓN NO ME DA PERMISO PARA VIOLAR LAS LEYES, REGLAMENTOS Y NORMAS (AUNQUE HAY UN ARTÍCULO QUE HABLA DE LA EFECTIVA VIGENCIA CONSTITUCIONAL), PERO ME PERMITE CRITICAR LAS QUE QUIERA. 

¿Ahora se entiende por qué "se habla de un repunte en el turismo nacional"?

Comentarios