Sociedaddomingo 27 de mayo 2012

Costa Concordia: un rescate nunca antes visto

La operación de reflotar la nave hundida frente a la isla del Gligio comenzará esta semana. Las compañías Titan Salvage y Micoperi tratarán de estabilizar sobre su eje al crucero, con la ayuda de dos gruas, para luego remolcarlo


Recuperar de una pieza el Costa Concordia hundido frente a la isla del Giglio y conducir el crucero hasta el puerto italiano de Livorno «es un desafío titánico». Así lo aseguraba hace apenas quince días el presidente del Grupo Costa, Pier Luigi Foschi en la presentación del buque con el que la compañía quiere hacer olvidar la tragedia que se cobró la vida de 32 personas el pasado enero.

A finales de abril se conocía que la compañía estadounidense Titan Salvage en asociación con la italiana Micoperi iban a acometer los trabajos que comenzarán «en unos días», según informaron  en Roma al dar a conocer los detalles del rescate que se completará en un año.

Un rescate en cuatro fases

De acuerdo a lo publicado por el portal de noticias ABC de España, la primera fase consistirá en estabilizar el buque y construir una plataforma marina. En la parte del buque que queda fuera del mar se fijarán unos cajones de aire comprimido que se llenarán de agua. Cuando estos trabajos finalicen, las dos grúas que se fijarán a la plataforma tirarán de la nave ayudadas por estos cajones hasta hacer que el Costa Concordia recupere su posición original.

Una vez el barco esté sobre su eje, los cajones de ambos lados se vaciarán de este agua que antes será tratada y purificada para proteger el medio marino, y los contenedores volverán a llenarse de aire. Así se conseguirá sacar a flote el barco para ser remolcado a puerto, donde sus restos «serán tratados en conformidad con los requerimientos de las autoridades italianas», según afirmaron sus responsables.

Cuando se complete la retirada del crucero, se limpiará el lecho marino y se replantará la flora, según su compromiso para minimizar el impacto medioambiental y no perjudicar al turismo y la economía de la isla del Giglio. La base operativa donde se instalarán los trabajadores de salvamento estará ubicada fuera de la isla, en tierra firme cerca de Piombino y allí se almacenará el equipamiento y los materiales.

«Tal y como ocurrió en las labores de retirada del combustible, siempre hemos trabajado para encontrar la mejor solución para proteger la isla, su entorno marino y su industria turística. En este momento estamos lanzando una operación de rescate con características y complejidades técnicas que nunca habían sido afrontadas antes. Inevitablemente, habrá algunas incógnitas en un proyecto como este, pero estamos seguros de que hemos tomado la decisión correcta y continuaremos trabajando según el calendario previsto», aseguró Gianni Onorato, presidente de la división de Costa Cruceros.

El plan fue seleccionado por un equipo de evaluación formado por representantes especialistas de Costa Cruceros, Carnival Corporation & plc, London Offshore Consultants y Standard P&I Club, con la colaboración del RINA (Registro Marítimo Italiano) y los astilleros Fincantieri.

«Estamos muy satisfechos de haber sido escogidos para llevar a cabo esta increíble operación de retirada de los restos del Costa Concordia. Nuestra ingeniería de calidad y la experiencia que tenemos en esta área nos han permitido presentar un proyecto que cumple con las expectativas», declaró Richard Habib, director general de Titan Salvage, que se comprometió a trabajar «con el objetivo de preservar el medio ambiente y el hábitat natural».


Comentarios