Infobaesábado 26 de mayo 2012

La historia del ex jugador que se hizo barra y amenazó a sus compañeros

Gustavo "Tenaza" Moyano era arquero de las inferiores de Instituto y hasta llegó a compartir prácticas con el plantel profesional. Ahora está detenido por haber participado del "apriete" que sufrió "La Gloria" en el micro tras la derrota ante Boca Unidos

Crédito: Clarín

Muchas veces el sueño del pibe de llegar a primera y triunfar con la camiseta de su club, queda en la nada. Eso fue lo que le pasó a Gustavo Moyano, ex arquero de las divisiones inferiores de Instituto.

Tras la desilusión por los sueños incumplidos, “Tenaza”, como lo apodaron por la forma que adquirían sus brazos al capturar los balones en el aire, tomó el mal camino. Ahora, está acusado de ser uno de los líderes de “Los Ranchos”, el grupo de la barra brava de “La Gloria” que amenazó al plantel luego que este perdiera por 3-2 el partido ante Boca Unidos correspondiente a la fecha número 33 del Nacional B.

Luego de la derrota, el micro del conjunto cordobés se trasladaba por la ruta Nacional 16 cuando, en la madrugada del 15 de mayo, fue interceptado por un grupo de violentos que golpearon los vidrios, insultaron y recriminaron a los jugadores y cuerpo técnico por la derrota que los alejaba de la cima del torneo.

Tras los incidentes, 44 personas fueron detenidas, aunque luego 21 puestas en libertad por no poderse probar que integraran la barra brava.

Entre los que aún están presos por este hecho en la cárcel de Bouwer, se encuentra “Tenaza” Moyano. El muchacho, que había ilusionado con sus actuaciones en las inferiores del club lo que incluso lo llevó a participar de algunos entrenamientos con el plantel profesional, ahora está acusado de intimidar a sus ex compañeros.

La imputación que pesa sobre el ex arquero es por “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de armas de fuego, tenencia de arma, lesiones leves, coacción, daños, amenaza, robo y husto simple y estafa”, confirmó el fiscal que atiende en la causa, Marcelo Hidalgo.

Moyano se había quedado con su pase a fines del año 2010 y luego quedó en libertad de acción. Este jugador que había compartido entrenamientos con Paulo Dybala y Julio Chiarini, perdió el rumbo y hoy se enfrenta a una posible pena de siete años de prisión.

Comentá