Negociosmartes 22 de mayo 2012

La crisis económica no frena a las marcas de lujo

Según el ranking BrandZ 2012 de Millward Brown, el sector fue el que más creció en el último año, impulsado por el consumo chino. La marca de moda Hèrmes trepó 39 lugares, pero no destronó a la francesa Louis Vuitton


Una vez al año, la consultora Millward Brown reúne en un informe a las 100 empresas mejor valoradas del mundo. Los bancos se cruzan con las tecnológicas, las automotrices con las empresas de telecomunicación y las de retail se codean la industria petrolera.

Si bien las empresas tecnológicas como Apple, IBM y Google marcan el liderazgo del ranking BrandZ 2012, el informe destaca a las marcas de lujo como las que más crecieron el último año. "Los bienes de lujo como Hèrmes y Rolex experimentaron crecimientos de dos dígitos a pesar de las condiciones anémicas de los mercados", aseguró en el informe Eileen Campbell, CEO global de Millward Brown.

En total, la valoración de estas marcas creció un 15%, al mismo nivel que aquellas de comida rápida y por encima del crecimiento de las de indumentaria, que fue de un 13 por ciento. Los seguros, contrariamente, tuvieron la peor performance, con una caída del 16 por ciento.  

La marca de ropa francesa Hèrmes tuvo el comportamiento más destacado. La marca creció un 61% para ubicarse en el puesto 32 entre las 100 marcas con mayor valoración del mundo. Junto a Rolex, que creció un 37% como marca, son las que más reforzaron su status de elite. En tan solo un año, escalo 39 posiciones en el ranking. Pero todavía no pudo superar a Louis Vuitton, hoy en el puesto 21 con un valor cercano a los US$ 26.000 millones.  

Según el informe, "los consumidores se sienten con derecho de nuevo", después de "ajustarse el cinturón durante tanto tiempo". Por eso, tanto en el lujo como en productos de cuidado personal, las personas no reparan en gastos, a pesar de que el mundo todavía no salió de la crisis financiera. De a poco, el gasto vergonzoso queda rezagado.

Chanel, Gucci, Prada y Cartier, junto a Moët & Chandon, son otras de las marcas que se posicionan en el mundo de las más valoradas dentro del lujo. Prada hizo hincapié en la exclusividad con Miu Miu, Church's Shoes y Car Shoe. Las ventas de estas marcas crecieron un 21% en el primer semestre de 2011.

"Es más para sentirse bien consigo mismos que para impresionar a los demás, desde la compra de una fragancia Hérmes o una más accesible como Clinique", amplía el informe. Se trata de un consumo más razonable, pensando en la calidad que hay detrás del producto que se adquiere.  Por su parte, China fue el país que más impulsó el crecimiento de la apreciación por el lujo, quienes compran el 18% de todo el lujo que se vende en Europa.  


Comentarios