Mundomartes 24 de abril 2012

Se frena la ola de inmigrantes mexicanos hacia los Estados Unidos

Un estudio del Pew Hispanic Center advierte que se detuvo por cambios demográficos y económicos en ambos países. Más personas regresan a México desde el país fronterizo  

Crédito: Reuters

La inmigración neta desde México a los Estados Unidos, es decir, la diferencia entre quienes ingresan y dejan el país, "se ha detenido y podría haberse revertido" por cambios demográficos y económicos a ambos lados de la frontera, indicó un estudio del Pew Hispanic Center con base en datos oficiales de ambas naciones.

Así, el estudio considera que "la mayor oleada de inmigración en la historia de un solo país a los Estados Unidos ha llegado a un punto muerto". Durante 40 años, 12 millones de mexicanos emigraron al país fronterizo. La mitad de ellos lo hizo sin documentos.

Este freno se explica por varios factores, como el debilitamiento del mercado de trabajo en los EEUU y en los mercados de construcción de viviendas, los controles más estrictos en las fronteras, un aumento en las deportaciones y la disminución en la tasa de natalidad de México.

Esta tendencia no sólo prevé una menor inmigración a los Estados Unidos desde México, sino también una mayor cantidad de personas que regresan a México. Entre 2005 y 2010, salieron 1,4 millones de personas desde los EEUU, una cifra similar a la que ingresó al país gobernado por Barack Obama.

A medida que cae la tasa de natalidad de las familias mexicanas, hay menos presión para que crucen la frontera en busca de un mejor empleo. En este sentido, la economía mexicana ofrece más oportunidades laborales.

Las familias mexicanas tienen menos bocas que alimentar a medida que cae la tasa de natalidad en el país, que está en 2,1, un nivel muy parecido al de los EEUU. Eso significa que hay menos presión para que los mexicanos crucen la frontera en busca de un mejor empleo.

En una entrevista con The Wall Street Journal America's, Pía Orrenius, economista del Banco de la Reserva Federal de Dallas, asegura que "si bien los salarios son relativamente bajos en México, el empleo ha crecido en forma robusta en los dos últimos años".

Asimismo, se produjo una caída en la cantidad de inmigrantes ilegales de México en los Estados Unidos. Mientras que en 2007 eran siete millones, el año pasado fueron 6,1 millones.

Comentarios