Políticalunes 23 de abril 2012

Dilma bate récords de aprobación, pero en Brasil esperan el regreso de Lula

Un sondeo reveló que el 64% considera que la mandataria está haciendo una buena o excelente gestión. Es la marca más alta en lo que va de su Gobierno. No obstante, el ex presidente asoma como favorito para 2014

Crédito:

Dilma Rousseff alcanzó dos nuevos récords de aprobación: el más alto de su mandato y el máximo obtenido por un presidente en 15 meses de gobierno. Así se desprende de un estudio realizado por la consultora Datafolha, vinculada al diario Folha de Sao Paulo.

Para el 64 por ciento de los brasileños, el gobierno de la primera mujer que ocupa el sillón presidencial del país es "óptimo o bueno", lo que supone un aumento de cinco puntos porcentuales en relación a la consulta anterior, realizada en enero. El 29 por ciento de los   encuestados considera "regular" la gestión de la mandataria, y sólo el cinco por ciento la evalúa como "mala o pésima".

Dentro de los niveles socioeconómicos más elevados, integrados por quienes perciben más de diez salarios mínimos y representan el cuatro por ciento de la población total del país, la aprobación del gobierno de Rousseff aumentó 17 puntos porcentuales, pasando de 53 para 70 por ciento.  Otra alza significativa la obtuvo entre la franja social de menores ingresos económicos, que son los que reciben hasta dos salarios mínimos y representan al 48 por ciento de la población. En ese grupo, su popularidad creció de 59 para 64 por ciento.

Su manejo de la desaceleración económica del país y una posición dura contra la corrupción han puesto a Rousseff entre los líderes democráticamente electos más populares del mundo.

Por su parte, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien viene de superar un cáncer de laringe diagnosticado en octubre pasado, resultó favorito como próximo candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en las presidenciales de 2014, con el 57 por ciento de las preferencias, frente a Rousseff, que  obtuvo el 32 por ciento.

Al respecto, el director de Datafolha, Mauro Paulino, dijo que Rousseff tiene posibilidades de reducir la desventaja en relación a su antecesor, en caso de mantener la "curva creciente de popularidad que viene teniendo".


  

Comentarios