Sociedadmiércoles 15 de febrero 2012

Crash Therapy, una original técnica española para combatir el estrés

El emprendimiento surgió en Valencia, pero se está por expandir a otras ciudades. Por € 20, el cliente puede destruir desde utensilios del hogar hasta electrodomésticos

Crédito:

Javier Talavera es el creador de Crash Therapy, una novedosa terapia para combatir el estrés, una condición padecida por cada vez más personas en España. "Aquí la realidad es muy compleja. En España estamos con una crisis muy importante económica y de valores. Y eso se nota en la calle", contó a la emisora argentina Radio 10.

El hombre detalló que existen dos tarifas para acceder a la "terapia de desahogo". "Tenemos una tarifa básica, de 20 euros, por la que el cliente cuenta con 25 piezas cotidianas (vasos, copas, platos, botellitas) para romper y una premium, de 30 euros, en la que se entregan a la persona 35 piezas y un electrodoméstico, que puede ser una impresora, un scanner o algo relacionado a su actividad", explicó.  

Asimismo, el cliente puede elegir entre bates de baseball o martillos y también le proveen de vestimenta de protección que incluye una máscara para proteger los ojos y guantes. La persona cuenta con 20 minutos en la "zona de destrucción", donde también hay un saco de box "por si le queda ira sin soltar".


Talavera contó que llevan cuatro meses con el emprendimiento y están por abrir sucursales en Barcelona y La Coruña. Tras asegurar que es pareja la cantidad de hombres y mujeres que asisten, destacó que "la gente con esos minutos se desahoga; algunos salen cansados".


Pero todo no termina ahí. Una vez pasado el desahogo, el cliente  pasa a una sala de relax, con música tranquila y luz tenue para que se relaje por completo. "Y les damos un jugo dulce para que se despabilen porque quedan cansados", detalló.

Además, al irse del "consultorio" de Crash Therapy, los clientes se llevan un dvd con su actuación para que vean en casa. Toda una innovación para escaparle al estrés. Y una idea novedosa de parte del inventor para escaparle, él también, a la crisis económica.

Comentarios