Espectáculoslunes 06 de febrero 2012

El día que M.I.A. le robó la atención a Madonna

La "Reina del Pop" descolló con una actuación imponente y exuberante en el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl. Pero es posible que un gesto obsceno de la cantante invitada sea lo más recordado del show


El gesto, un dedo extendido acompañado por un improperio apenas disimulado, fue hecho durante la interpretación del nuevo sencillo de Madonna, "Give Me All Your Luvin" ("Dame todo tu amor"). Al terminar sus líneas, M.I.A. pareció cantar la frase escatológica "me importa una (improperio)", aunque no pudo escucharse con toda claridad.

El incidente fue una evocación del infame "desperfecto de vestuario" de Janet Jackson hace ocho años: un sorpresivo momento arriesgado frente a decenas de millones de desprevenidos espectadores. La breve exposición de un pezón de Jackson durante el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl de 2004 provocó una oleada de controversia y puso en aprietos a la entonces televisora CBS con la Comisión Federal de Comunicaciones, ya que el Super Bowl es generalmente visto por más de 100 millones de personas, por lo que es el acontecimiento anual más importante de la televisión estadounidense.

La pantalla se puso borrosa brevemente después del gesto de M.I.A., en lo que pareció un último intento por eliminar la imagen. La NFL, que produce el espectáculo, culpó de que el gesto fuera visto a una falla en el sistema de retardo de la NBC.

El vocero de la NFL Brian McCarthy dijo que M.I.A. no hizo algo similar durante los ensayos y que la liga no tenía ninguna razón para creer que haría algo así en el espectáculo.

Madonna había estado claramente nerviosa por su actuación, ya que tenía la esperanza de colocarse como la reina de una nueva generación de estrellas del pop con una función ostentosa y un show intenso, que combinó su nuevo disco con canciones más conocidas. Parecía una integrante de la realeza romana cuando varios hombres musculosos la cargaron en un trono extravagante por todo el campo de fútbol hasta el escenario para que interpretara la canción de apertura, Vogue.

Igualmente invitados, Cee Lo y el grupo LMFAO también aparecieron con M.I.A. El baile de esa canción fue coreografiado elegantemente e incluso Madonna se movió con destreza si se tiene en cuenta que tiene 53 años. Pareció tropezar brevemente en cierto punto al tratar de dar un paso, pero se recuperó a tiempo.

Un equilibrista hizo movimientos más acrobáticos durante la interpretación de su sencillo "Music". Madonna usó pompones dorados para una presentación de su nuevo tema. Hubo muchos tweets en los que los usuarios se preguntaron si los intérpretes realmente cantaron en vivo o si recurrieron a cintas grabadas, particularmente durante esta canción.

El mejor invitado fue, sin duda, Cee Lo, quien cantó con Madonna en la última melodía, "Like a Prayer". Fueron acompañados por un coro ataviado de túnicas en la canción más sonora del espectáculo. Entre una bola de humo blanco, Madonna desapareció al bajar por una parte falsa del escenario y las luces del estadio mostraron la frase World Peace ("Paz mundial").

La voz de la veterana estrella no resonó con tanta fuerza, lo cual generó una sensación de distancia. Sin embargo, el incidente del dedo fue posiblemente el hecho más notorio.

Antes del espectáculo, Kelly Clarkson, Blake Shelton y Miranda Lambert ofrecieron algo de patriotismo antes del partido. Shelton y Lambert cantaron a dueto "America the Beautiful" y Clarkson, con un sencillo vestido negro, interpretó el himno "The Star Spangled Banner" sin errores, sobre todo después de que la cantante del año pasado, Christina Aguilera, metiera la pata en una línea.


Comentarios