Espectáculosjueves 26 de enero 2012

Lloró al visitar a Demi Moore en el hospital

Una de las hijas de la actriz estuvo en la clínica y se mostró devastada. No hay muchos datos sobre el estado de salud de la actriz, aunque trascendió que fue internada por consumir una cantidad peligrosa de óxido nitroso


Su madre sufrió una sobredosis y debió ser internada en un centro médico, por lo que Rumer Willis, la hija de Moore con Bruce Willis, no pudo esconder su angustia.

De paso por el hospital de Los Ángeles, donde Demi permanece en observación, la joven de 23 años se mostró afligida. Al salir, hizo una llamada telefónica y rompió en llanto, según revela el tabloide británico The Daily Mail.

"Rumer está devastada. Ella se preocupa día y noche por su madre y observó cómo la actriz empezó a derrumbarse. En distintas oportunidades, se acercó a Ashton para pedirle ayuda, pero él se negó", reveló una fuente cercana a la familia.

Moore fue internada el martes pasado. Por la noche, los paramédicos recibieron una llamada de emergencia desde la mansión de la protagonista de Ghost.

De acuerdo con TMZ, había inhalado óxido de nitrógeno, pero luego se descompuso y quedó semiinconsciente.

La actriz está en crisis desde que su matrimonio con Ashton Kutcher llegó a su fin, después de 7 años de relación, dado que el actual protagonista de Two and a Half Men le fue infiel con una veinteañera.

No sólo se encuentra extremadamente delgada, lo que despertó rumores de una posible anorexia, sino que está muy mal de ánimo.

Por su parte, Kutcher disfruta de la realización de una campaña publicitaria en Río de Janeiro, Brasil, rodeado de decenas de mujeres.


Comentarios