Tecnomiércoles 09 de noviembre 2011

Adobe le da la razón a Steve Jobs: eliminará Flash para móviles

La compañía dijo que frenará el desarrollo de su popular Flash Player para su uso en navegadores móviles, admitiendo esencialmente una derrota ante su rival Apple en una larga batalla sobre los estándares de internet. Los usuarios de iPhone y iPad pueden festejar

Crédito:

La decisión del fabricante de software, cuyas acciones cayeron más de un 11% al conocerse la noticia, significa que los desarrolladores web probablemente dejen de usar sus herramientas de Flash para producir videos, sitios en internet y aplicaciones para su uso en los navegadores móviles.

Eso será un alivio para las decenas de millones de usuarios de iPhone y iPad, cuyos navegadores no pueden ver el contenido creado en Flash, pero podría dañar las ventas de las herramientas de Adobe para desarrollar sitios en internet.

En su lugar, Adobe dijo que se centraría en vender herramientas para los desarrolladores de sitios web que usan los emergentes patrones de internet conocidos como HTML5, que Apple lleva tiempo promoviendo.

Adobe anunció el cambio tras decir que tenía previsto despedir aproximadamente al 7% de su personal y advirtió a los inversores que el crecimiento de los ingresos se desaceleraría en los próximos años ante el cambio a un nuevo modelo de ventas.

A pesar de que la diferencia entre Flash y HTML5 podría verse como lejana para una persona media, era de gran interés para el cofundador de Apple Steve Jobs, quien murió recientemente.

Jobs rechazó construir tecnología Flash en sus navegadores móviles, insistiendo en que ofrecían una experiencia de navegación menor. Adobe descartó esa idea y trató de presionar a Apple para que incorporara Flash al iPhone y al iPad.

HTML5 ha despegado desde que Apple se negó a adoptar el Flash porque los desarrolladores que usaban la tecnología propiedad de Adobe no querían perder la oportunidad de que su contenido fuera visto por usuarios del iPhone y el iPad.

La nueva tecnología también utiliza estándares abiertos, lo que significa que una única compañía como Adobe no tiene el control de la tecnología.

Comentá