Políticadomingo 16 de octubre 2011

Millones de indignados de todo el mundo exigieron un "cambio global"

Inspirados en los movimientos 15-M y "Ocuppy Wall Street", los manifestantes hicieron oír sus reclamos en las principales ciudades. Pidieron el fin del poderío de la banca, más empleos y más inclusión social 


Las movilizaciones más multitudinarias -y en algunos casos, como el de Italia, violentas- tuvieron lugar en los países europeos, cuyas economías atraviesan momentos difíciles con severas crisis de deuda y altos índices de desempleo. En contraste, la convocatoria tuvo escasa repercusión en América Latina, en donde Chile fue el único lugar en donde se reunieron más de mil personas. En tanto, Nueva York y otras ciudades de los Estados Unidos las marchas fueron numerosas y se registraron incidentes aislados.

En España, la Puerta del Sol de Madrid, donde hace justo cinco meses nació el "movimiento de los indignados", se inundó con decenas de miles de personas que, a un mes de que se celebren elecciones generales, regresaron al epicentro de las protestas que surgieron en mayo pidiendo un cambio político y social. Según los organizadores, más de medio millón de personas participaron en la marcha de Madrid.

La manifestación central de las cerca de 80 que tuvieron lugar en todo el país arrancó de la céntrica Plaza de Cibeles bajo el lema "15O. Unidos por un cambio global" y concluyó en el "kilómetro cero" de la capital de España. En Barcelona, la segunda ciudad de España, la protesta fue también multitudinaria. Los organizadores cifraron en 250.000 los participantes, pero fuentes policiales hablaron de unos 60.000.

En tanto, en Nueva York, donde surgió el movimiento "Occupy Wall Street", miles de manifestantes se desplazaron hasta la célebre plaza Times Square, punto neurálgico de la ciudad, para protestar contra el poderío de los bancos. "Así se ve la democracia", exclamaron varios manifestantes, que coreaban también el grito de lucha: "". La protesta es por que los ricos paguen más impuestos, haya reformas sociales y regulaciones para los bancos.

El movimiento "Occupy Wall Street" nació hace cuatro semanas en el distrito financiero de Nueva York y se extiende a cada vez más ciudades y países, siendo ésta una jornada mundial de protestas. Antes de ocupar Times Square, varios cientos de personas se manifestaron frente a una filial JPMorgan Chase contra el poder de los grandes bancos.

En Washington, unas mil personas salieron a las calles para protestar por la alta tasa de     desempleo. En la "Marcha a Washington por trabajos y justicia" participaron también varios defensores de los derechos civiles y sindicatos, un día antes de que se inaugure oficialmente el Martin Luther King Jr Memorial. "Es hora de que ocupemos Wall Street, ocupemos Washington, ocupemos Alabama", exclamó el reverendo Al Sharpton, líder de los derechos civiles en los Estados Unidos y uno de los organizadores de la marcha.

En Italia, en el marco de un clima crispado un día después de que el primer ministro Silvio Berlusconi superara la moción de confianza en el Parlamento este viernes, al menos 70 personas, incluyendo 30 policías, resultaron heridas en Roma en enfrentamientos entre la policía y las personas que participaron en la manifestación.

De acuerdo con medios online y canales de TV, unas 150.000  personas se manifestaron en Roma y unos 750 autobuses de 80 regiones italianas llegaron a la ciudad con gente. Los organizadores dijeron que hubo hasta 200.000 personas en la protesta bajo el lema "People of Europe, rise up!" ("Europeos, ¡levántense!").

En Alemania, en la metrópolis financiera de Fráncfort y en Berlín, unas 5.000 personas respectivamente se concentraron para mostrar su rechazo al poder de los mercados financieros y a la codicia empresarial. En el país, según uno de los grupos organizadores, Attac, se movilizaron más de 40.000 personas en unas 50 ciudades.

También en otras ciudades europeas, como Londres, más de mil personas salieron a las calles y se nuclearon frente a la catedral de Saint Paul y la Bolsa. Entre los manifestantes se pudo ver  al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

 En Francia, las protestas transcurrieron de forma pacífica. Unas 200 personas respondieron al llamado de los "indignados" en París mientras los ministros de Finanzas del G20 se reunían en la capital francesa.

Y en Bruselas, corazón de las instituciones europeas, llegaron a manifestarse hasta 6.000 personas, el doble de lo esperado por los organizadores. Hasta la capital de Bélgica llegaron también "indignados" españoles, que durante 80 días cubrieron a pie los 1.600 kilómetros que separan el lugar de Madrid. Los manifestantes marcharon frente a la bolsa, la embajada estadounidense y la Comisión Europea.

 Eslovenia, Bulgaria, República Checa son algunos de los países de la UE donde también hubo manifestaciones.

América Latina

Unos 500 activistas se manifestaron en el Monumento a la Revolución en el centro de Ciudad de México, donde instalaron un templete en el que los inconformes se manifestaron por la falta de empleos para los jóvenes y de oportunidades en la educación o la inseguridad. "Alto a la guerra contra el narcotráfico", "No más sangre", "Queremos escuelas y hospitales. No queremos militares", "Indignados por la economía de nuestro país", mostraban algunas pancartas.

En Costa Rica, un centenar de personas participó en la protesta, que estuvo marcada por declaraciones antigubermentales, como "la venta del país", la "indiferencia ante la pobreza" y la "corrupción" y la politiquería".

En tanto, en Perú, decenas de personas se reunieron en la plaza San Martín, una de las más populares de Lima, para plegarse a la manifestación de "indignados" en todo el mundo, según los medios.

El único país latinoamericano en donde las protestas tuvieron una fuerza similar a lo ocurrido en Europa fue Chile. De acuerdo al sitio de noticias Emol, unas 100.000 personas protestaron en la capital Santiago, que ha sido escenario de marchas estudiantiles masivas.

Buenos Aires, Bogotá, Quito y Santo Domingo son otras de las ciudades de la región en donde cientos de manifestantes salieron a las calles. 


Comentarios