Sociedadviernes 14 de octubre 2011

La niña encerrada en el cuerpo de una anciana

Hayley Okines tiene sólo 13 años, pero por una rara enfermedad genética su cuerpo crece más rápido de lo normal. Pese a ello, intenta ser una adolescente más y hasta llegó a conocer al ídolo pop Justin Bieber. Vea el video


Como cualquier adolescente, Hayley Okines es fanática del pop star Justin Bieber, se escribe con sus amigas de colegio por Twitter y le gusta salir de compras. Pero hay una gran diferencia entre ella y los chicos de su edad. La niña inglesa sufre una rara enfermedad genética llamada progeria, lo que significa que su cuerpo envejece ocho veces más rápido de lo normal. Fue diagnoticada en 1999, y se estima que ese mal afecta a ocho millones de personas.

Ella sufre de artritis, tiene problemas en su cadera y poco apetito. Debido a su enfermedad, viaja frecuentemente desde Inglaterra a Boston para recibir un nuevo tratamiento.

Su madre, Kerry, que vive con Hayley y sus dos hermanos en Bexhill, aseguró al diario inglés Daily Mail: "Hayley es una típica adolescente, es desordenada y siempre quiere tener la razón, como cualquier adolescente". No obstante, admite que es difícil soltarle las riendas a su hija.

La web le abrió un nuevo mundo a la niña, que ama estar conectada a Twitter. Gracias a esa red social y a sus followers, logró concretar su gran sueño de conocer al cantante canadiense Justin Bieber.

Pese a su estado de salud tan delicado, Hayley es optimista: "Quiero vivir todo el tiempo que sea porque disfruto la vida".

 

Comentarios