Tecnomiércoles 05 de octubre 2011

Arnet Play: el nuevo servicio multimedia de Telecom

La compañía presentó un nuevo servicio de streaming de video, que a diferencia de otros permite acceder a contenidos más actuales. Es el primer paso de Arnet dentro del mercado del entretenimiento, en el cual existe la intención de sumar productos. Precios y características

Entre las proveedoras de internet, crear valor era hasta hoy sinónimo de aumentar la velocidad de las conexiones. Pero la penetración de internet en lo cotidiano trajo nuevas formas de acercar el entretenimiento a los usuarios.

La PC dejó de ser el centro y ahora las opciones son variadas: consolas de videojuegos, tablets, smartphones y la TV, conectada a internet.

“Hoy el entretenimiento es la televisión, donde en poco tiempo habrá, además, videojuegos online, en la nube, vamos hacia un concepto de pago por hora o mes”, explicó Stefano Core, director de la Unidad Fija de Telecom, al comenzar a explicar de qué se trata Arnet Play, una nueva marca, dijo, sobre la que habrá nuevos anuncios en los próximos 18 meses.

Arnet Play es el nombre elegido por Telecom para ingresar al mercado del entretenimiento. El primer paso consiste en ofrecer películas y series mediante streaming a sus clientes de banda ancha.

“Entre los proveedores de contenido estarán los siete principales estudios”, agregó Core. Arnet Play posee un catálogo con más de 2.500 películas que se irán renovando mes a mes. La intención es que el recambio sea de unos 500 títulos en ese lapso.

Además del acceso a ese catálogo y a diferencia de otros servicios, Arnet Play ofrece -previo pago- estrenos a los pocos meses de estar disponibles. Otra diferencia notoria es que las películas y series pueden ser visualizadas con subtítulos o dobladas al español.

“Este servicio va a desarrollar el segmento, reducir el mercado de las películas ilegales. Está orientado a todas las edades, pero creemos que será muy bien recibido por aquellos que prefieren sentarse en un sillón y mirar una película sin tener que esperar”, resaltaron durante la presentación.

Cómo funciona
Arnet Play se basa en un set top box, una pequeña caja que se conecta a cualquier televisor. Para disfrutar del contenido, el usuario sólo deberá conectarlo a su red de internet, mediante Wi-Fi o Ethernet.

Un control remoto específico permite a los usuarios navegar por el extenso catálogo de películas, series, programas infantiles y para adultos, que pueden ocultarse a la vista de los menores mediante un PIN.

Arnet Play permite seguir mirando las películas desde otros dispositivos, como una notebook. El set top box también puede ser trasladado a donde el usuario lo desee. Por ejemplo, en vacaciones. Con sólo una conexión a internet (sin importar el proveedor) se puede seguir disfrutando del servicio.

Por el momento, Arnet Play sólo está disponible para los clientes de Arnet. La intención es comenzar a ofrecerlo a usuarios de otras proveedoras a lo largo de enero de 2012.

La oferta inicial de Arnet Play es de $20 durante los primeros seis meses (luego pasará a $40); a eso deben sumársele $10 por el set top box; y, en caso de alquilar los últimos estrenos y contenidos especiales, se abonarán entre $9 y $16 extras.

“Es un cargo que los estudios de Hollywood imponen. Aunque quisiéramos, no podríamos dejar de cobrarlo. Ni siquiera abonándolo nosotros para hacer más atractiva la oferta”, mencionaron en Telecom.

Los clientes pueden consultar sus consumos en cualquier momento a través de un menú especial.

Los cargos se suman a la boleta de Arnet que el cliente recibe por sus consumos de ADSL. La empresa explicó que una conexión de 3Mbps es la ideal para visualizar los contenidos sin problemas.

El lanzamiento de Arnet Play requirió una inversión de u$s120 millones. Una parte no especificada fue para la compra y adaptación de la plataforma, la Content Delivery Network de Telecom, y la contratación de derechos para la reproducción de contenidos nacionales e internacionales.

La mencionada plataforma posee la tecnología adaptative bit rate, sistema que maximiza la calidad de visualización y evita que la imagen se detenga de manera inesperada, tal como sucede con la mayoría de los servicios de streaming de video.