Sociedadviernes 30 de septiembre 2011

Atacaron la casa de Bermúdez, el presunto autor material del crimen

Cerca de las 3 de la mañana, desconocidos lanzaron 2 bombas molotov en la casa del detenido, en la localidad de Morón. Su esposa se encontraba en la vivienda, pero no sufrió heridas. Además, un nuevo testigo señaló a una mujer de nombre María Elena como la encargada de custodiar a la niña en cautiverio

Crédito: Télma

Un grupo de desconocidos atacó durante la madrugada de ayer la casa de Hugo Bermúdez, acusado de ser el presunto autor material del crimen de Candela Sol Rodríguez, la nena de 11 años que apareció asesinada el miércoles 31 de agosto pasado en Hurlingham.

El atentado tuvo lugar en la vivienda del detenido, en la calle Avellaneda 290 del partido de Morón, donde personas aún no identificadas arrojaron dos bombas molotov que destrozaron una de las ventanas y provocaron un principio de incendio sin causar mayores daños, mientras que otro proyectil de idénticas características rebotó contra la fachada de la casa y quedó en la vereda.

En el domicilio se encontraba Mariana Pérez, esposa del sospechoso, quien no recibió heridas.

Bermúdez es uno de los principales involucrados en el caso Candela, ya que, además de haber sido incriminado por uno de los acusados y un testigo protegido, una de las pruebas de ADN probaría su participación en el asesinato de la nena.

En tanto, un nuevo testigo que acaba de declarar señaló a una mujer de nombre María Elena como la encargada de custodiar a la nena asesinada en los días de su cautiverio. Además, en distintos allanamientos buscan uno de los aros que llevaba la víctima antes de ser secuestrada.