Sociedadlunes 26 de septiembre 2011

Argentina: dudan de la caída de un meteorito en un barrio de Buenos Aires

Una misteriosa explosión dejó un muerto y casas y autos destruidos al sudoeste de la capital argentina. Un vecino que mostró una foto de "bola de fuego que cayó del cielo" fue detenido por falso testimonio


Durante la madrugada, se produjo una explosión que se escuchó a varios kilómetros a la redonda de Esteban Echeverría, en el sur de la provincia de Buenos Aires. Las autoridades confirmaron la muerte de Silvia Espinoza Infantes, una mujer de 43 años de nacionalidad peruana. Se registraron además seis personas  heridas.

Una persona que dijo haber fotografiado con su teléfono celular (ver imagen relacionada) lo que parece ser un meteorito de pequeñas dimensiones quedó detenida en la tarde del lunes, acusado de falso testimonio, tras reconocer que mintió. Distintos vecinos habían respaldado la versión y aseguraban haber visto una bola de fuego azul que caía desde el cielo. Otros dijeron que "se sintió un intenso olor a pólvora".

Tras las primeras especulaciones, comenzaron a aclararse las causas que provocaron una fatal explosión: las autoridades judiciales centraron las pericias sobre las garrafas que se encontraban en uno de los domicilios que fue blanco de la explosión. Puntualmente, personal policial incautó una garrafa de 45 kilos que estaba conectada en forma clandestina, es decir, sin verificación de los órganos de control, a un horno que se utilizaba para hacer pizzas.

Las pericias preliminares indican que de esa conexión se habría producido una fuga que generó la explosión causante de la tragedia en la provincia de Buenos Aires.

Durante la mañana, los habitantes del lugar aseguraban que, luego del hecho, diferentes automóviles no funcionaban y señalaron que sospechaban de un cuerpo celeste, por su carga electromagnética.

El misterioso episodio ocurrió en coincidencia con el paso del cometa Elenin cerca del planeta. El martes 27 de septiembre, se alinearía con la Tierra y el Sol y distintos intérpretes esotéricos afirman que eso podría aparejar graves consecuencias, como terremotos o, incluso, provocar que se atraigan cuerpos celestes hacia la Tierra.

Al cometa Elenin también se lo culpa de la caída del satélite de la NASA, que cayó el fin de semana pasado cerca de Canadá, pero cuyo paradero se desconoce. También se lo vincula con el terremoto en Japón y otras catástrofes mundiales.

Comentarios