Sociedaddomingo 04 de septiembre 2011

La tormenta tropical "Lee'" llegó a Nueva Orleans‎

Varias áreas costeras de los estados de Misisipi y Luisiana amanecieron inundadas por el impacto de las intensas lluvias. Miles de personas se quedaron sin electricidad tras el temporal, que se extendió hasta Florida

Crédito: Reuters

La lenta marcha de Lee, que avanzaba a una velocidad de seis kilómetros por hora, mantenían a las autoridades de ese estado y el vecino Misisipi en alerta ante el inminente riesgo de inundaciones.

En la ciudad de Nueva Orleans, los diques están cumpliendo su función, pero los aguaceros provocados por "Lee" inundaron algunas calles en las afueras de la ciudad, según las autoridades locales.

Miles de personas se quedaron ya sin electricidad en los estados Luisiana y Misisipi. En el primero más de 155 mil residentes se mantenían sin servicio luego que los fuertes vientos derribaron cables del tendido.

Hasta ahora no hay reportes de víctimas fatales y las autoridades ampliaron su llamado para evacuaciones en las zonas más vulnerables.

El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, declaró el estado de emergencia, y advirtió a los ciudadanos que las inundaciones son "la principal preocupación" del estado. Jindal activó la Guardia Nacional para responder a las emergencias derivadas de la presencia del fenómeno meteorológico.

En Nueva Orleans, la intensa lluvia despertó recuerdos del huracán Katrina, que inundó un 80 por ciento de la ciudad, dejó 1.500 personas muertas y provocó más de 80.000 millones de dólares en daños.  

"Lee", que se formó en el Golfo de México, tocó tierra a 80 km al sudoeste de la ciudad de Lafayette con vientos de 75 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Otros estados como Alabama, Florida y Texas también están en alerta por "Lee", que se espera que se mueva lentamente durante todo este domingo sobre el sur de Luisiana.

La tormenta llegó a los Estados Unidos menos de una semana después de que el ciclón "Irene" se cobrara la vida de más de 40 personas a su paso por la costa este del país y dejara a millones de usuarios sin electricidad.

Este domingo, el presidente Barack Obama visitará la localidad de Paterson, en el estado de Nueva Jersey, donde el río Passaic se desbordó a causa de "Irene", lo que provocó graves inundaciones y obligó a evacuar a cientos de personas.

En tanto, la tormenta Katia se fortaleció rápidamente sobre el Atlántico el domingo, alcanzando la categoría 2 de huracán, según el CNH de los Estados Unidos.

  

Los meteorólogos del CNH señalan que todavía es pronto para predecir si "Katia" es una potencial amenaza para los territorios y la costa este de los Estados Unidos.

"Katia" podría fortalecerse durante las próximas 48 horas y se convertiría, de ser así, en un huracán de categoría mayor con vientos máximos sostenidos de al menos 178 kilómetros por hora.

Comentarios