Pocas veces se vio a Juan Román Riquelme como se mostró hoy en el Museo de la Pasión Boquense. El compromiso había sido tomado hace tiempo y el descubrimiento de su estatua finalmente fue consumado.

Los hinchas de Boca podrán tenerlo para toda la vida en los pasillos de "La Bombonera" con la forma de un monumento hecho a medida. Cada uno aportó 100 pesos para la realización del proyecto.

Emocionado y con los ojos vidriosos, JR agradeció: "Es la mayor alegría que tuve como futbolista y nunca lo voy a olvidar". Y continuó: "Siempre digo que esto es demasiado y creo que están locos por hacerlo".

Por último, y ya con un grupo de hinchas que cantaban en contra de River (Riquelme pidió que no lo hicieran), cerró: "Soy bostero desde que nací, como mi viejo, y así me voy a morir".