Políticaviernes 17 de junio 2011

Régimen sirio dispara contra miles de manifestantes

La Policía del régimen dispersó a una multitud reunida en Banias, al oeste del país. La oposición habla de un número "indeterminado de víctimas". La tradicional protesta del viernes se extiende a todo el país


"Ha habido intensos tiroteos para dispersar dos manifestaciones en Banias y ha habido víctimas", declaró el presidente del Observatorio sirio de derechos humanos Rami Abdel Rahman, residente en Londres, y contactado por teléfono por la agencia AFP.

"Las fuerzas de seguridad han instado a los habitantes a no salir a sus balcones", añadió. Según él, varias manifestaciones tuvieron lugar en la ciudad de Homs (centro), en la región de Deraa (sur) y en la de Jableh (oeste).

Los manifestantes "gritan eslóganes hostiles al régimen y en solidaridad con las ciudades asediadas" por el ejército, según el activista.

La represión ha vuelto con furia a Siria luego de una semana en la que las tropas arrestaron a miles de manifestantes para prevenir lo que se preveía un día de furia opositora.

Un activista sirio que escapó a Beirut indicó que entre 6 mil y 7 mil detenciones fueron realizadas aleatoriamente sólo durante la semana pasada.

"Fuerzas sirias, pese a la fuerte presión de Occidente, continúan reprimiendo a manifestantes pacíficos", apuntó el activista.

Más de 8.500 sirios huyeron de Idlib hacia Turquía o bien rumbo a la ciudad siria de Aleppo.

El activista sirio dijo que el Ejército se está preparando para tomar Hama, la cuarta mayor ciudad del país. Decenas de personas perdieron la vida en esa ciudad la semana pasada.

La cifra de víctimas mortales es difícil de precisar, debido a que el régimen prohibió la entrada de periodistas extranjeros y grupos internacionales de derechos humanos. Las tropas bloqueaban este jueves las carreteras que llevaban a Hama.

En la provincia de Idlib, el Ejército se preparaba para operaciones de seguridad "limitadas" en las localidades de Maarat al Numan y Jabal al Zawya, indicó el diario progubernamental Al Watan.

Las operaciones apuntan a encontrar sospechosos involucrados en los recientes combates en Yisr al Shogur, donde el régimen de Al Assad manifestó que murieron 120 efectivos de seguridad la semana pasada.

Mientras que se atribuyó el ataque a "grupos armados", la oposición asegura que los muertos son soldados que desertaron y fueron ejecutados por sus compañeros.

La agencia de noticias estatal SANA mostró fotografías de cuerpos en descomposición, que aseguró pertenecían a miembros de las fuerzas de seguridad. Una segunda fosa masiva con cadáveres de soldados fue encontrada en Yisr al Shogur, dijo una fuente militar.

Las protestas en Siria comenzaron a mediados de marzo, poco después de las revueltas populares en Egipto y Túnez, y reclaman el alejamiento del poder de Bashar Al Assad.

Al menos 1.300 personas murieron, según grupos de derechos humanos y activistas. Además, más de 10 mil ciudadanos fueron detenidos desde el comienzo de las protestas.

Comentarios