Mundomiércoles 08 de junio 2011

Después del volcán, un tornado sorprendió a los chilenos en Villarrica

Una feroz tormenta de vientos de entre 120 y 180 km/h causó serios destrozos en la localidad de Villarrica. La tormenta hizo volar techos, derribó postes y dejó como saldo heridos leves y cortes de energía. El video

Aún no cesó la actividad del volcán Puyehue en Chile y ya una nueva catástrofe azota a la población. Se trató de una tormenta de vientos huracanados, que alcanzaron hasta 180 km/h, dejando severos destrozos y heridos a su paso.

Fue en la localidad de Villarrica, Araucanía, que se ubica casi 800 kilómetros al sur de Santiago y linda con la ciudad de San Martín de Los Andes, en Neuquén.

Fredy Rivas, Director Regional de la Oficina Nacional de Emergencia de Araucanía, difundió hoy que nueve personas de esa población resultaron heridas y 150 casas fueron afectadas. Techos volados, postes caídos y hasta un automóvil derribado fueron algunos de los daños más significativos.

La autoridad regional confirmó que los vientos "pudieron haber alcanzado sobre los 120 o 180 kilómetros por hora". Además, el fenómeno fue acompañado de intensos granizos.

"Se produjo también un daño considerable en las redes de alimentación eléctrica de la ciudad, y más o menos estimamos que 150 casas sufrieron daños en techumbres y ventanales. Hay nueve personas con lesiones menores, todas fueron atendidas en el hospital y fueron derivadas a sus domicilios anoche mismo", añadió Rivas.

En tanto, la mayor preocupación de los chilenos ahora es reparar los techos, "porque la lluvia va a terminar de destruir lo que el viento no se llevó", afirman autoridades de la Oficina Nacional de Emergencia. Para ello, el organismo gestionó la entrega de 500 planchas de zinc para los afectados.