"La Muñeca" formaba parte de la lista de los criminales más buscados del país y la Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía cinco millones de pesos  (430 mil dólares) por información que llevara a su captura. Suma que ahora su mamá reclama como recompensa por haberla entregado.

La señora Fabiola Arroyo asegura que descubrió que su hija formaba parte de una célula narcotraficante del cártel de los Zetas cuando la prensa dio a conocer la captura de Omar Martín Estrada Luna. Más conocido como "El Kilo", este líder zeta es el novio de "La Muñeca" y el supuesto responsable material de las matanzas en Tamaulipas, en la frontera con los Estados Unidos.

Cuando vio a su yerno esposado en la televisión, siempre según su relato, se presentó en las oficinas de La Marina mexicana para denunciar a su hija, a quien las autoridades la acusan de haber participado en el asesinato y posterior entierro clandestinos de más de 282 personas en el municipio de San Fernando. Con la "La Muñeca", ya suman 74 las personas arrestadas relacionadas con las narcofosas.

Los Zetas nacieron como un grupo de soldados de elite retirados que ofrecían sus servicios como sicarios al cártel del Golfo. Con el correr de los años fueron creciendo, en número de sicarios y poder, hasta que se escindieron. La división supuso el comienzo de una sanguinaria lucha por el control del tráfico de droga en el sur del país.

Se trata de la banda criminal mexicana con mayor dominio territorial. Controla los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, la mitad de Chihuahua, parte de Chiapas y San Luis Potosí, y diversas localidades de Durango, Oaxaca y Zacatecas.