Políticamartes 19 de abril 2011

Centroamérica se une contra el crimen organizado

Panamá inauguró el primer Centro Operativo de Seguridad Regional del SICA, en una de las zonas más violentas del mundo. Equipado con la última tecnología, vigilará el tráfico de armas, drogas, personas y contrabando

Crédito: Cortesía Presidencia de Panamá

Con un promedio de 32 homicidios por cada 100 mil habitantes (en los casos de Honduras, El Salvador y Guatemala es aún mayor), América Central se ha convertido en una de las regiones más peligrosas del planeta, responsable además de la mayoría del tráfico de cocaína y otras drogas hacia los Estados Unidos.

A partir de esa preocupación es que los gobiernos de los países que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) decidieron unificar esfuerzos para combatir las formas del crimen organizado. Y con esa premisa se instrumentó el Centro Operativo de Seguridad Regional. 

"Tenemos la voluntad de combatir el narcotráfico, el crimen organizado y las diferentes clases de violencias que tenemos y que nos aquejan y que representan un flagelo para la sociedad centroamericana", explicó el secretario del SICA, Juan Daniel Alemán.

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, añadió: "Lo que tenemos que hacer todos los países del itsmo centroamericano es aunar esfuerzos, coordinar entre nosotros, pasarnos toda la información que podamos y poder, de forma ordenada y en conjunto, combatir juntos el crimen y el narcotráfico".

Este Centro funcionará en la antigua base estadounidense de Rodman y contará con representaciones de las fuerzas de seguridad de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Además de estar equipado con modernas tecnologías como telecomunicaciones satelitales, encriptación digital de voz y datos y radares con capacidad para vigilar las costas, esta base de operaciones estará conectada a la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del Comando Sur de los Estados Unidos, en Florida.

"Esta lucha no la hacen únicamente los Estados Unidos, Colombia o Panamá. La hacemos todos. Y la única forma de hacerla es pudiendo compartir esa tecnología y esa información que es vital para el combate del crimen", dijo Martinelli.

El centro requirió una inversión de 1,5 millones de dólares. Según explicó el director del proyecto, Alfredo Callejas, la financiación no sólo se buscará entre los países centroamericanos, sino en "países amigos".

Los expertos aseguran que los altos índices de pobreza hacen que muchos jóvenes busquen una salida en las actividades ilícitas de grupos criminales.

"En la actualidad, nuestras sociedades están especialmente afectadas por el incremento del trafico de drogas, armas, lavado de activos relacionados a este tráfico, que impactan directamente a las altas tasas de homicidio por arma de fuego en la región", dijo Alemán.

Las autoridades estadounidenses estiman que el 80% de la droga que ingresa a su país desde Sudamérica pasa por Centroamérica antes de llegar a México.

Comentarios