Economíalunes 21 de marzo 2011

La inversión extranjera directa en la Argentina subió 54% en 2010

El informe del balance de pagos del Indec detectó en el último año un salto de u$s4.017 millones en 2009 a casi u$s6.200 M un año después. Semejante expansión se centró en el cambio de actitud de las empresas internacionales, que dejaron de pedir cancelaciones de deuda y pasaron a transformarse en prestadoras a sus filiales

Crédito:

La aspiradora de capitales en que se constituyeron la mayor parte de las economías emergentes, en particular las productoras de alimentos como la Argentina, constituyó un foco clave de atracción de fondos del resto del planeta, pese a que aún no cerró el capítulo del default y se mantienen trabas a las auditorías que el FMI hace a todos las naciones miembros del organismo.

Según el informe de balance de pagos que en su versión completa se cargó hoy en la página de internet del Ministerio de Economía, la "deuda con matrices y filiales, a partir de la estimación de la variación de la deuda externa en el segundo semestre de 2010" se elevó a u$s2.094 millones. Un año antes, por el contrario, se había verificado una cancelación neta de u$s1.010 millones.

Además, otros rasgos distintivos en la estructura de la inversión extranjera directa que recibió la Argentina en el último año fueron que el salto en más de 54% en el total del año se alcanzó pese a la retracción en 29% en el flujo de ingresos del cuarto trimestre en comparación con similar tramo de 2009, y que la reinversión de utilidades descendió de u$s2.894 millones a u$s2.307 millones, tanto por parte del sector privado de la economía real como del financiero.

Los aportes de capital se sostuvieron levemente por arriba de 2.000 millones, en su totalidad para firmas del sector privado productivo y comercial.