Políticadomingo 23 de enero 2011

Bolivia: renuncian todos los ministros de Evo Morales

Los 20 funcionarios pusieron a disposición del presidente de Bolivia su dimisión. El canciller David Choquehuanca aseguró que el mandatario "tiene la libertad para cambiar, ratificar o elegir" un nuevo gabinete

Todos los ministros del presidente Evo Morales renunciaron a sus cargos y dejaron al mandatario en libertad para escoger a sus colaboradores al cumplirse un año de su segundo mandato, en medio de una marcada caída en su popularidad.

La carta de renuncia colectiva fue leída por el canciller David Choquehuanca. "El presidente está en la facultad de cambiar, ratificar o elegir a nuevos ministros", aseguró uno de los ministros más cercanos a Morales.

Los 17 ministros presentaron la renuncia, que fue entregada al mandatario con un agradecimiento por haberles permitido acompañarlo en un "momento de grandes y profundos cambios para el país".

Medios locales informaron que el presidente boliviano prepara una reestructuración en su equipo de colaboradores. Habrá modificaciones en las áreas más cuestionadas y nuevos ministerios

El presidente Morales pretende encarar su sexto año de mandato con cambios que le ayuden a superar las críticas semanas que ocasionó el polémico gasolinazo, finalmente derogado por el propio gobierno.

El diario La Razón y la red nacional de radioemisoras Erbol señalaron que en el nuevo consejo de ministros sólo continuarían en sus cargos los titulares de las carteras de Economía, Luis Arce; de Educación, Roberto Aguilar.   

Entre las reformas más notorias se anticipa la eliminación del Ministerio de Defensa Legal del Estado, cuyas atribuciones serán asimiladas por la Procuraduría General, una institución creada en 2010 por una ley debatida en la Asamblea Legislativa.

En su mensaje al Parlamento en ocasión del quinto aniversario de su mandato, Morales señaló que la Procuraduría "defenderá los intereses el pueblo" y del Estado boliviano, e informó que su sede  estará en El Alto, una ciudad contigua a la capital.

De acuerdo a La Razón, el mandatario planea también crear el Ministerio de Deportes, una institución que podría estar a cargo de Marco Etcheverry, un destacado futbolista que fue parte del seleccionado boliviano que clasificó al Mundial de 1994.

En el plano político, se prevé que el actual cónsul de Bolivia en Chile, Walker San Miguel, asuma el cargo de canciller del Estado en reemplazo de David Choquehuanca, quien pasaría a la cartera del Ministerio de la Presidencia.

El actual ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, sería reemplazado por Juan Ramón Quintana, un ex militar que acompañó a Morales durante su primera gestión gubernamental en el cargo del Ministerio de la Presidencia.

En cuanto al gabinete económico, el actual embajador de Bolivia en Venezuela y ex presidente de la estatal petrolera YPFB, Jorge Alvarado, volvería al país para ocupar la cartera de Hidrocarburos, ampliamente criticada en la crisis social que ocasionó el gasolinazo.

Las ministras de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo; de Desarrollo Productivo, Antonia Rodríguez; de Trabajo, Carmen Trujillo; de Salud, Nila Heredia, y de Justicia, Nilda Copa, serían alejadas de sus cargos.

Para la cartera de Desarrollo Rural se analiza el nombre de la funcionaria Nelia Arista y en Justicia la de la ex presidenta de la Constituyente Silvia Lazarte, según el matutino.

También se esperan cambios en la vocería de gobierno. Los periodistas José Gonzales y Sixto Valdez, quienes actualmente ocupan cargos consulares en Argentina, retornarían para fortalecer esa área, ocupada actualmente por Iván Canelas.   

Según sondeos recientes, el apoyo del mandatario cayó hasta el 36%, mientras que más de la mitad de los bolivianos no aprueba el desempeño del gobierno.

En ese contexto de descontento, la oposición legislativa ha recomendado al presidente que realice modificaciones en el área económica, ante la necesidad de frenar la actual crisis de especulación de alimentos que sufre el país.

El cambio de gabinete podría ser anunciado este mismo domingo.

Comentarios