Sociedadjueves 06 de enero 2011

De cómo un libro salvó a una isla de la miseria

Un best seller y un film cambiaron el destino de los habitantes de la empobrecida Belitong, Indonesia, que en cinco años saltaron de la ruina a la fama

La isla, colonizada originalmente por los británicos, que la bautizaron Billiton, y luego por los holandeses, vivía casi exclusivamente de la producción de estaño. La caída de los precios internacionales de este commodity trajo la ruina de los 175 mil pobladores de este territorio ubicado al este de la costa de Sumatra. Olvidada del mundo, Belitong veía desaparecer riqueza, infraestructura y habitantes, hasta que la literatura vino a cambiar su destino.

Andrea Hirata, un joven nacido en la isla, publicó en 2005 un libro llamado Las tropas del arco iris, en el que relata el combate de un grupo de niños de su pueblo, Linggang, para salvar la escuela en medio del naufragio social y económico de Belitong. La novela, según informa el diario indonesio Kompas, vendió 5 millones de ejemplares y el éxito literario se completó con una trilogía sobre el heroico combate de estos escolares. Enseguida vino la traducción al inglés y la fama internacional para el autor y para su isla. En 2008, Las tropas del arco iris fue adaptado al cine (ver fotos relacionadas) por Riri Riza, un consagrado director indonesio. Cuatro millones seiscientos mil espectadores confirmaron el atractivo de la historia. Hubo una segunda película basada en la siguiente novela de Hirata, El soñador, que también fue éxito de taquilla. Pronto habrá una comedia musical.

De pronto, la isla adquirió notoriedad. Hoy los turistas llegan de a miles, para peregrinar hacia la colina, la antigua mina de estaño, el pueblito Linggang y la destartalada escuela de madera, apuntalada con vigas, que son el escenario de la novela de Hirata. También aprovechan las playas de ensueño de Belitong, como Tanjung Tinggi y Tanjung Kelayang, que figuran en la película. Esta oleada de visitantes tiene importantes efectos materiales y permite pensar en una reconversión de la infraestructura y la economía de la isla de la ya poco rentable explotación del estaño a la prometedora actividad turística.

Para que el furor por Belitong no se diluya, Andrea Hirata ha organizado, con apoyo de las autoridades locales, el Festival de las tropas del arco iris, que se realizará anualmente en el mes de noviembre. El primero tuvo lugar en 2010 y el tema central fue la revalorización del arte tradicional local. Los organizadores del evento quieren convertir a Linggang en un "pueblo literario". Una de sus calles fue rebautizada con el título del libro y otras con nombres de escritores indonesios. Se construyó una Casa de la Poesía "Andrea Hirata" con residencias para artistas, club de lectura y biblioteca pública.

"¿Quién dijo que la literatura no puede cambiar al mundo?", se pregunta el Kompas.

Comentarios