Mundojueves 14 de enero 2010

El hospital argentino es el único centro de atención para las miles de víctimas del terremoto

El sismo derrumbó los tres hospitales de la capital. El establecimiento argentino es una estructura móvil, que en sólo un día realizó 85 cirugías de alta complejidad, pero no da abasto. Estiman que las víctimas serían más de 100 mil

El Hospital Reubicable de la Fuerza Aérea Argentina, uno de los tres centros de salud en su tipo en todo el mundo, era ayer era el único complejo sanitario que funcionaba en la destruida Puerto Príncipe, capital de Haití, el país americano más pobre.

Conformado por once contenedores que arman un complejo sistema de atención médica es capaz de ser trasladado por todo el mundo y soportar duros temblores.

El vicecanciller argentino Victorio taccetti dijo en diálogo con Radio 10 que el hospital está previsto con 12 camas que sirven para asistir a las fuerzas argentinas. "Deben ser siete u ocho contenedores unidos. Está preparado cualitativamente pero no cuantitativamente", declaró el funcionario y agregó que están "tratando de colaborar en la situación más urgente dado que es el único en la ciudad".

"Su función esencial no es atender a la población civil, pero ante lo tremendo de la situación están trabajando con la gente que comenzó a llegar desesperada. Y no está dando abasto", explicaron a Clarín desde el Ministerio de Defensa.

En la primera mañana del día después del intenso temblor, el más fuerte en la historia del caribe, los 60 médicos y enfermeros argentinos hicieron 85 operaciones de alta complejidad y atendieron a 800 heridos.

"Los tres hospitales principales de la ciudad están destruidos", contó a la prensa el embajador argentino José María Vázquez. "Entonces no se puede derivar los heridos a ellos. Los únicos que están pudiendo trabajar además son la organización Médicos Sin Frontera y la cooperativa de los médicos cubanos", señaló.

El hospital, que puede ser trasladado por aire, tierra o mar, llegó a Haití en 2004 cuando el huracán Jeanne sopló sobre el país caribeño y dejó más de 2.000 muertos y miles de heridos.

Se instaló cerca del aeropuerto internacional de Puerto Príncipe y ahí se quedó. Después de la tragedia de los vientos se ocupó de la población militar y también de atender a civiles que llegaban en situaciones de emergencia.

El objetivo “es prestar servicios en zona de combate o en áreas de emergencias civiles en tiempos de paz”. Cada módulo del hospital móvil está perfectamente aislado del exterior. “Por eso puede soportar temperaturas tan altas como 40° grados y bajas de hasta 15° bajo cero”, explicaron a Clarín.

Además, las fuentes señalaron que los contenedores forman dos salas de internación capaz de albergar veinte camas cada una. Tiene dos quirófanos que ayer se extendieron a otras salas: hay dos que pueden ser configurados de acuerdo a la necesidad.

Asimismo, cuenta con una sala de emergencias, un consultorio odontológico, un laboratorio, cocina y baños. "Lamentablemente una cámara de refrigeración para guardar comida ayer se transformó en una morgue", confiaron al diario desde el Ministerio de Defensa.

Ayer, en el hospital esperaban por el Hércules con los suministros para seguir atendiendo. También van las carpas que amplían la capacidad de internación para dar alivio a los que sobrevivieron.