Mundomartes 12 de enero 2010

El populismo chavista ya cerró 70 comercios y continúa el descontrol en los supermercados

Funcionarios del gobierno de Venezuela sancionaron a los comercios por incurrir en supuestos remarcaje de precios. La medida se da en el medio de una gran crisis económica y social por la devaluación que ordenó el caudillo caribeño. Cientos de personas hacen colas en los supermercados para provisionarse

Durante el primer día de ejecución del Plan Nacional de Fiscalización, funcionarios del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) se desplegaron por Venezuela e inspeccionaron 96 comercios, de los cuales 70 resultaron sancionados con medida de cierre por incurrir en remarcaje de precios y especulación.

Entre los establecimientos clausurados se encuentran ventas de repuestos para vehículos, tiendas de electrodomésticos, expendios de alimentos y supermercados "Cada" del estado Anzoátegui, además de las sucursales del hipermercado Éxito en Caracas y Zulia, por incurrir en irregularidades, como remarcaje de precios y omisión de facturas

Los funcionarios anunciaron que los procedimientos continuarán en los próximos días para evitar el remarcaje de precios como consecuencia del ajuste cambiario que anunció el bolivariano el pasado viernes, informó Globovisión.

"Es una práctica ilegal que los establecimientos comerciales cambien el precio de los productos que ya tengan en existencia", argumentó la directora de Fiscalización del Indepabis, Valentina Querales.

Largas colas de la gente para abastecerse
Los locales comerciales en Caracas y otros estados continúan recibiendo cientos clientes por las medidas económicas decretadas por el gobierno de Venezuela.
 
En los supermercados del este de la capital se aprecia gran afluencia, en una fecha de reinicio formal de las actividades escolares y económicas tras el asueto navideño.

En el municipio Chacao, los gerentes de almacenes de alimentos aseguran que no iban a subir precios, al menos hasta la liquidación de las actuales existencias. Se puede observar, no obstante, algunas colas en tiendas de electrodomésticos y material informático que anuncian ofertas por las habituales rebajas de enero.

Otras tiendas del sector permanecen cerradas por inventario
El temor a subidas de precios llevó a los caraqueños a abarrotar el pasado sábado y domingo las tiendas de electrodomésticos, equipos electrónicos y computación, para aprovechar lo que podrían ser los últimos precios de esas importaciones con la ya extinta tasa de 2,15 bolívares por dólar.

El presidente Chávez advirtió el domingo con expropiar los comercios que incurran en especulación, e hizo un llamado a los militares y al pueblo organizado a vigilar e impedir el alza de los precios.

Chávez dijo que el "ajuste" cambiario no debe implicar un aumento de los precios, y en ese sentido, el ministro de Comercio, Eduardo Samán, anunció que desde hoy el organismo de protección al consumidor Indepabis comenzará una exhaustiva fiscalización para evitar la especulación.

El ex directivo del Banco Central de Venezuela (BCV-emisor) Domingo Maza Zavala dijo a medios de ese país que la devaluación agregará entre "un 20 y 25%" a la inflación calculada para este año, por lo que el crecimiento de los precios "sería más o menos del 50 en total" en 2010.