Mundomartes 24 de noviembre 2009

Violenta expropiación de tierras en Venezuela

El Plan de Rescate de Tierras que implementó Chávez intervino 31 campos bajo la excusa de baja productividad. Entre ellos, el del ex candidato presidencial opositor Manuel Rosales. Declaran brutalidad en el accionar

Crédito: AP
El gobierno intervino ayer con el apoyo de militares y policías 31 campos privados que suman 19.752 hectáreas en cinco estados, alegando que poseen dudosa titularidad y que se encuentran "ociosos".

El ministro de Agricultura, Elías Jaua, dijo ayer a la prensa que el gobierno intervino 31 predios como parte del "Plan de Rescate de Tierras", e insistió en que la medida se realizó apegada a la ley, aunque propietarios y dirigentes empresariales criticaron la acción.

Jaua indicó que en los estados suroccidentales de Táchira, Mérida, Trujillo y Barinas fueron intervenidos 22 predios, de unas 13.761 hectáreas, mientras que en el estado central de Guárico fueron tomados nueve lotes de terrenos de 5.991 hectáreas.

Entre las propiedades intervenidas figura una finca del ex alcalde opositor de Maracaibo y ex candidato presidencial, Manuel Rosales, quien se encuentra desde abril asilado en Perú. El dirigente opositor, quien tiene un proceso judicial pendiente por enriquecimiento ilícito, huyó del país alegando que es un perseguido político y que su vida corría peligro.

El ministro expresó que como parte del proceso, los ocupantes de las propiedades deberán aclarar el "estado de productividad" de las fincas, y descartar cualquier forma de concentración "excesiva" de tierras, según reseñó la estatal Radio Nacional de Venezuela.

Jaua descartó que las intervenciones de algunas tierras hayan respondido a razones políticas y sostuvo que "nadie puede escudarse en su posición de líder político para infringir las leyes".

Carmen Mendoza, propietaria de una de las fincas que fueron intervenidas en Guárico, denunció que representantes del Instituto Nacional de Tierras (INTI), con el apoyo de guardias nacionales, ingresaron de "de manera brutal" a su propiedad, a la vez que aseguró que sus tierras están en plena producción y que sus títulos de propiedad son legales.

"No nos dejaban pasar a la unidad de producción; sacaron sus armas (los militares)... para amedrentarnos. Quiero decirles que no tenemos miedo y que estamos dispuestos a todo", dijo Mendoza al canal de noticias Globovisión.

El directivo de la mayor federación de productores agropecuarios del país, Antonio Pestana, rechazó la acción del gobierno y negó que las tierras que fueron intervenidas en Guárico se encuentren ociosas.

Pestana dijo que los predios que fueron tomados en Guárico son "bastante productivos" y fueron de las pocas zonas de esa entidad que lograron superar los problemas climáticos de este año y generar una alta producción de maíz y semillas de maíz.

El dirigente afirmó que las expropiaciones e intervenciones sólo generan más "zozobra" en el campo y desestímulo para la inversión agrícola.

AP