Deportesjueves 20 de agosto 2009

"Termina el secuestro de los goles"

Escoltada por Diego Maradona y Julio Grondona y por cadena nacional, Cristina Kirchner detalló algunos aspectos del vínculo que unirá al Estado con el fútbol

"No queremos una sociedad de secuestros. Ni de secuestros extorsivos, ni de secuestros de goles, ni ese país en donde desaparecieron 30 mil personas", dijo la mandataria a través de cadena nacional, en un acto que se realizó en la sede que tiene la AFA en Ezeiza.
 
De este modo se refirió al viejo contrato que unía a la AFA con la empresa TSC, que no permitía televisar los goles hasta las 22, hora en que se emitían a través de la TV abierta.

La mandataria se esforzó por explicar que este nuevo vínculo no es fruto de los problemas que tuvo la AFA con la empresa que hasta la semana pasada tenía los derechos de los partidos, sino que se trata de un anhelo histórico de su Gobierno.

De hecho, detalló que en el anteproyecto para reformar la Ley de Radiodifusión ya se preveía que el Estado se haga cargo de la transmisión de todos los partidos del torneo de Primera División.

En respuesta a algunas críticas que surgieron en los últimos días desde la oposición, la mandataria aclaró algunos aspectos económicos de la nueva relación comercial. “He leído que el fútbol iba a ser subsidiado por el Estado. Los que escriben eso saben que el fútbol es un negocio extraordinario que no necesita ser subsidiado, sino participar de sus propias ganancias”, detalló.

Para ello, el Estado reordenará su pauta publicitaria en los próximos meses, con el objetivo de poder solventar la actividad. Sin embargo, el Gobierno confía en que podrá obtener ganancias más altas a las previstas para la primera parte de la relación.

“De ese excedente, el 50% irá a las arcas de la AFA y la otra mitad se utilizará para fomentar el deporte olímpico”, aseguró la Presidente. 

"Nosotros sentíamos en la obligación de garantizar a todos los argentinos el derecho a ver su deporte predilecto. Siento que estamos dando cumplimiento a esa verdadera obligación, pendiente no solamente de un gobierno, sino también de la dirigencia política, social y deportiva de nuestro país", cerró.

Comentá