Infobaemartes 12 de mayo 2009

Once líneas de colectivos usan las calles como terminales, en Palermo

Pese a que por ley sólo pueden parar hasta tres colectivos en una misma acera y por no más de 10 minutos cada uno, las empresas no cumplen con la disposición porque no tienen espacio físico para ubicarlos mientras esperan reanudar su recorrido

Crédito:
En el barrio porteño de Palermo, 12 de las 11 líneas de colectivos que empiezan y culminan su recorrido en la zona de Plaza Italia decidieron instalar sus "terminales al aire libre", con baños químicos y expendedoras de boletos, sobre las avenidas Las Heras, Santa Fe, Dorrego y el entorno de Plaza Italia.

Ante esta situació, Osvaldo Guerrica Echevarría, de la asociación Amigos del Lago de Palermo, se quejó: "No se puede tener una terminal en la calle, porque afecta al entorno. La zona de Palermo donde paran es urbanización parque y es muy transitada. No está bien que la gente reciba el humo de los escapes de los colectivos".

Haciendo un poco de historia, anteriormente, las líneas de colectivos podían parar en el Parque Lineal Bullrich, un predio frente al regimiento de Patricios sobre la Avenida Bullrich. En marzo de 2005, las cabeceras de las empresas debieron mudarse a la Avenida Sarmiento, frente al Zoológico y La Rural. Más adelante, en 2006, la Ciudad dispuso que se trasladen por seis meses frente al Paseo de la Infanta, aunque luego dispuso que se ubiquen en la Avenida Casares, entre Sarmiento y Figueroa Alcorta. Sin embargo, estás decidieron no trasladarse hasta allí.

Miguel von Rozenberg, director del Ente de la Ciudad, señaló que "los colectivos no van porque las líneas dicen que es incómodo trasladarlos vacíos hasta Casares y se quedan en una zona más céntrica. La ley de Tránsito y Transporte porteña prohíbe que estacionen más de tres colectivos juntos. Además, no pueden estar con los motores en marcha. Lo único que pueden hacer es parar y esperar diez minutos hasta volver a salir".

Así, por ejemplo, la línea 57 que se dirige a Pilar estaciona sus enormes vehículos sobre la Avenida Santa Fe y sobre Juan B. Justo, aunque cuando se aproxima el inicio de su viaje se ubican en la rotonda cercana a La Rural.

Una situación similar vive la línea 36. Sus colectivos paran cerca del Jardín Botánico, donde no sólo tienen un cubículo para los empleados, sino también baños químicos, y del zoológico. Por su parte, las líneas 10 y 166 instalaron sus cabeceras en la Avenida Dorrego, entre Libertador y Cerviño, mientras que la 188 estaciona sus colectivos sobre Las Heras, cerca del zoológico.

"El Gobierno de Macri nos había prometido alquilar un terreno al costado del hipódromo. Después se habló del estacionamiento frente al hipódromo, pero con el tema de los tragamonedas se usa mucho. Hace tiempo que pedimos que nos alquilen un terreno entre las vías, entre Juan B. Justo y Godoy Cruz, a la altura de Paraguay. El ONABE estaba dispuesto a cederlo, pero después el tema se enfrió", dijo Daniel Millaci, titular de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros.

Ante esta situación, el Gobierno porteño señaló que no tienen jurisdicción sobre estas terminales, ya que su control depende de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), publicó el diario Clarín.

Comentá