Infobaemiércoles 06 de mayo 2009

Las otras epidemias que atacan al mundo

El brote de influenza A ya mató a 44 personas, pero no es nada en comparación con otras plagas endémicas que atacan el planeta. Cómo las sufre la Argentina 

Crédito:
Estos son algunos de los brotes y enfermedades que afectan actualmente al mundo y a nuestro país:

* VIH/sida
Unas 33 millones de personas a nivel mundial viven con VIH, una condición que destruye el sistema inmune y se expande fundamentalmente por el contacto sexual, las transfusiones sanguíneas y el hecho de compartir agujas.

Casi todos los infectados viven en países en desarrollo.

Cada año, unos 2,5 millones de personas se infectan con el virus y 2 millones mueren por causas relacionadas con el sida. Los fármacos llamados antirretrovirales, que los pacientes una vez que inician deben tomar de por vida, demostraron extender su lapso de vida.

El VIH/sida causó la muerte de más de 25 millones de personas en todo el mundo desde su detección, en la década de 1980. Es la causa principal de muerte en África subsahariana y la cuarta a nivel global.

* Tuberculosis
Un tercio de la población mundial, es decir más de 2.000 millones de personas, están infectadas con la bacteria que produce la tuberculosis, una enfermedad que afecta fundamentalmente los pulmones.

Unos 9 millones de personas desarrollan la condición cada año cuando sus sistemas inmunes se debilitan, normalmente por enfermedad o embarazo.

En el 2007, hubo 1,3 millones de muertes por tuberculosis entre personas sin VIH y 456 mil decesos en pacientes infectados tanto con tuberculosis como con VIH.

En nuestro país, 800 personas mueren por año a causa de la enfermedad. El 50% de los infectados es de Capital y el Conurbano. Para evitar mayores contagios, en 2008 se creó el Programa Nacional de Tuberculosis.

Normalmente, esta enfermedad puede tratarse con antibióticos, pero las formas resistentes a los fármacos complican y encarecen mucho la terapia.

* Malaria: 
Casi la mitad de la población mundial, unos 3.300 millones de personas, corren riesgo de desarrollar malaria, una dolencia tropical que se transmite entre las personas a través de mosquitos.

Anualmente cerca de 1 millón de personas muere como consecuencia de la malaria o paludismo, en su mayoría niños de menos de 5 años. A su vez, cada año se diagnostican entre 189 y 327 millones de casos de la enfermedad, que puede prevenirse con fármacos.

Los grupos más vulnerables son los niños, las mujeres embarazadas, los viajeros, los refugiados y los trabajadores que migran a zonas endémicas.

* Influenza estacional:
Entre 3 y 5 millones de personas por año en el mundo padecen casos severos debido a complicaciones de la gripe estacional normal, y entre 250 mil y 500 mil mueren como consecuencia de ella.

La mayoría de los fallecimientos en las economías desarrolladas ocurre entre ancianos de más de 65 años. Pero menos se sabe sobre el impacto de la influenza en los países en desarrollo, aunque los brotes en las zonas de los trópicos tendrían mayores tasas de fatalidad que aquellos en regiones templadas, donde la gripe suele aparecer en el invierno. 

Hubo tres brotes pandémicos de gripe en el siglo XX: en 1918, 1957 y 1968. Fueron conocidos, respectivamente, como influenza española, asiática y hongkonesa. Unos 50 millones de personas murieron durante el primer brote, unos 2 millones fallecieron en el segundo y entre 1 y 3 millones lo hicieron en el tercero.

* Cólera:
El cólera es una infección diarreica aguda que suele expandirse mayormente en las zonas con agua contaminada e inundaciones y escasa higiene. Puede provocar la muerte por deshidratación de adultos saludables en horas.

La OMS dijo que millones de personas probablemente se infectan con cólera cada año, seguramente una cifra 10 veces superior a los casos oficialmente informados por los países.

Una de cada dos personas moriría sin tratamiento con sales de rehidratación o antibióticos.

Más de 4.000 personas fallecieron recientemente debido a una epidemia de cólera en Zimbabue y una cantidad menor lo hizo en Irak. Las fuentes de agua contaminada fueron las responsables en ambos casos.

* Hepatitis B y C
Unas 300 millones de personas en todo el mundo se infectaron en algún momento con hepatitis B, una infección viral que ataca el hígado.

Alrededor de 600 mil personas mueren por año debido a sus efectos agudos o crónicos.

Ésta se expande como el VIH, pero a diferencia del virus del sida la hepatitis B puede sobrevivir fuera del cuerpo por al menos siete días. Es prevenible a través de la vacunación.

Por su parte, la hepatitis C infecta a entre 3 y 4 millones de personas por año, fundamentalmente por contacto directo con sangre. No existe vacuna contra esta forma, que es una de las principales causas de hepatitis aguda y enfermedades hepáticas crónicas como la cirrosis y el cáncer de hígado.

Dengue: 
Es la enfermedad tropical más expandida después de la malaria y también se transmite a través de mosquitos. En su forma más severa, puede generar hemorragia y muerte.

Unos 2.500 millones de personas, dos quintos de la población mundial, corren riesgo por la enfermedad, que es endémica en más de 100 países.

Según la OMS, 50 millones de personas se infectan con dengue cada año, principalmente en zonas urbanas en regiones tropicales y subtropicales. No existe tratamiento específico.

Fiebre amarilla: 
Llamada así por la ictericia que causa en algunos pacientes, la fiebre amarilla es una condición viral que provoca la muerte de 30.000 personas al año.

Unos 33 países africanos, con una población conjunta de 508 millones de personas, están en riesgo por la fiebre amarilla. También es endémica en nueve países sudamericanos y varias islas del Caribe. Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú son los estados considerados en mayor peligro, según la OMS.

En 2008, 8 argentinos fueron diagnosticados con fiebre amarilla. En tanto, durante el primer trimestre de 2009 sólo un caso dio positivo de la enfermedad en el país.

* Meningitis:
Es una infección bacteriana potencialmente letal de la cubierta que rodea al cerebro y la médula espinal. La meningitis es más común en África subsahariana, donde un brote provocó más de 25 mil decesos en 1996.

Existen vacunas para prevenirla y varios grupos de ayuda están trabajando para aumentar su disponibilidad en las zonas de alto riesgo. Unicef dijo este mes que más de 2.500 personas habían muerto por la enfermedad en Nigeria, Níger, Burkina Faso y Chad desde comienzos del 2009.

Cerca del 20 por ciento de las personas que sobrevive a la meningitis sufren daño cerebral, pérdida de la audición o problemas de aprendizaje. Puede contagiarse a través de besos, estornudos, tos y por compartir los utensilios de cocina y vasos.

* Mal de Chagas:
El mal de Chagas-Massa es una enfermedad parasitaria tropical generalmente crónica, causada por un protozoario flagelado, el Trypanosoma cruzi. Su vector es la vinchuca.

Se considera que la enfermedad de Chagas es un padecimiento endémico de América, distribuyéndose desde México hasta la Argentina, aunque existen vectores y reservorios incluso en el sur de los Estados Unidos, y en la actualidad se considera una enfermedad, aunque esporádica, con casos identificados también en Canadá.

La Argentina cuenta actualmente con 2,5 millones de infectados, es decir, un 4% de la población. El 75% de ellos jamás desarrolla la enfermedad, mientras que el 25% restante lo hace en la adultez, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.

* Leptospirosis:
Se trata de una enfermedad que es causada por la bacteria Leptospira interrogans, que afecta a mamíferos, aves, anfibios y reptiles.

Esta infección bacterial es relativamente rara en humanos, pero cuando ocurre se la atribuye a la ingesta de agua contaminada por orina animal o por contacto directo con mucosas, ojos o lesiones en la piel.

En la Argentina se registraron 721 casos en 2007, brote que se atribuyó a las inundaciones que sufrió la provincia de Santa Fe. En tanto, en 2008 hubo 78 casos, y durante el primer trimestre de este año, sólo 3 confirmados.

* Tabaquismo:
De acuerdo a la tercera edición de The Tobacco Atlas (Atlas del Tabaco), que confecciona la Fundación Mundial del Pulmón junto a la Sociedad Americana contra el Cáncer, en 2010 morirán seis millones de personas a causa del cigarrillo, el 72% de ellas de países de ingresos bajos y medios.

Los países más afectados por el humo del tabaco son Afganistán (82% de fumadores), Rusia (70,1%) y China (59,5%), mientras que los que tienen "aire más puro" son Suecia y Canadá.

La Argentina se encuentra en la franja media, con 57,8% de fumadores activos, cada uno de los cuales consume, en promedio, 1.014 cigarrillos al año.

Otro de los datos que arroja el estudio asegura que en Buenos Aires, el 71% de los jóvenes convive en sus casas con fumadores.