Infobaemiércoles 14 de enero 2009

En 2008 hubo menos casamientos que en 1918, con doble de población

Hubo menos de 13.000 matrimonios en el ámbito porteño. Sin embargo, se entregaron 12.942 certificados de convivencia. Sociólogos dicen: "El ritual está desvalorizado. A la gente ya no le interesa comprometerse ante el Estado"

Crédito:
El año anterior, en la Ciudad de Buenos Aires hubo menos de 13.000 casamientos, una cifra que se dio hace 90 años, en 1918, cuando la cantidad de habitantes era menos de la mitad que la actual. Ahora, si se quiere ser más dramático, podría incluso mencionarse que, según las estadísticas porteñas, sólo uno de cada 1.000 habitantes contrae matrimonio, algo que ha descendido desde la década pasada (ocho cada 1.000).

De todas formas, no se alarmen quienes aún creen en el amor, pues este no ha desaparecido en el ámbito porteño, sino que se han modificado las reglas a la hora de demostrarlo. De hecho, si bien decreció la cantidad de enlaces, se han entregado 20.000 certificados de convivencia en los últimos dos años, 12.942 en 2008.

A la hora de explicar este fenómeno, Victoria Mazzeo, demógrafa de la Dirección General de Estadística y Censos de la comuna, señaló: "Los cambios en las familias resultan de la interacción de factores sociales y culturales. Entre ellos se destacan la postergación de la primera unión, el aumento de la edad en que se tiene el primer hijo, la persistencia de niveles de fecundidad bajos, el aumento de uniones consensuales, la unión conyugal sin hijos, la paternidad y maternidad fuera de uniones estables y la transformación del rol de la mujer y su mayor autonomía, especialmente económica, debido al incremento de sus niveles de escolaridad".

Por su parte, la socióloga Mabel Ariño, apuntó que "el ritual del matrimonio está desvalorizado. A la gente ya no le interesa comprometerse ante el Estado", al tiempo que opinó que "en épocas de crisis todos los proyectos familiares se postergan. La incertidumbre no deja planificar", haciendo referencia a lo sucedido en el país en el 2001 y sus posteriores consecuencias.

"Siempre en la historia las tasas de nupcialidad y natalidad han sido cíclicas, dependiendo de las épocas de crisis o bienestar", aclaró Mazzeo, publicó el diario Clarín.