162
162
 162
162
 162
162

El canciller Jorge Taiana definió como "muy buena" a la reunión del líder libio, Muammar Gadhafi, y la presidente Cristina Kirchner realizada hoy en el Complejo Bab Al Azizia.

"La reunión de Cristina y Ghadafi fue muy buena", apuntó el canciller Jorge Taiana luego del encuentro que se concretó en una de las cinco carpas que el histórico líder tiene erigidas en un parque frente a la casa que fuera  bombardeada en 1986.

Cristina Kirchner estuvo acompañada por los ministros Taiana, Julio De Vido y Lino Barañao, además del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi; el vocero presidencial, Miguel Núñez; el gerente general del Invap, Héctor Otegui; la titular de la CNEA, Norma Boero, y el presidente de Enarsa, Ezequiel Espinosa.
 
Libia es la cuarta y última escala de la gira presidencial que abarcó previamente Argelia, Túnez y Egipto, con el objetivo de impulsar la apertura de mercados en el marco de una misión comercial multisectorial junto a empresarios argentinos y ampliar relaciones.
 
La actividad protocolar comenzó hoy a las 16 hora local cuando la Presidente colocó la ofrenda floral en el monumento a los mártires de la batalla de Alhani. Dos guardias portacorona acompañaron a Cristina Kirchner. 

En Egipto
El jueves, Cristina Kirchner exhortó a "profundizar" las relaciones "comerciales y tecnológicas" con Egipto y denunció que a las relaciones económicas mundiales "les están faltando armonía y equilibrio".
 
La Presidente se manifestó así durante el discurso que brindó en la cena de cierre del "Encuentro Empresarial Argentina-Egipto" que se desarrolló en el Hotel Conrad de El Cairo, luego de reunirse con el histórico mandatario anfitrión Hosni Mubarak.
 
En el marco de su visita a Egipto, penúltima escala de la gira por África del Norte, la Presidente llamó a profundizar" las relaciones "comerciales y tecnológicas" con esa nación aprovechando los grados de "complementariedad y colaboración" entre las economías de ambos países.
 
Previamente, Cristina Kirchner fue recibida por su par egipcio, Mohamed Hosni Mubarak, con quien analizó la relación bilateral entre las dos naciones. El encuentro tuvo lugar en el Palacio Presidencial de Heliópolis a las 9:30 -hora argentina- y luego ambos mandatarios participaron del almuerzo de bienvenida que ofreció Mubarak.
 
La jefe de Estado arribó al encuentro acompañada por el canciller Jorge Taiana y los ministros Julio De Vido (Planificación Federal) y Lino Barañao (Ciencia y Tecnología). Cristina Kirchner aprovechó la reunión para invitar de manera oficial al presidente egipcio a visitar la Argentina.
 
Por su parte, la comitiva de empresarios argentinos que acompaña a la jefe de Estado compartió con sus pares egipcios las rondas de negocios en el marco del "Encuentro Empresarial Argentina-Egipto", que fue clausurado por la Presidente argentina.
 
Allí, Cristina Kirchner volvió, como a lo largo de toda la gira por la región del Magreb, a destacar la necesidad de fortalecer los lazos entre los países emergentes del hemisferio sur y de obtener consensos en rol que deben tener esas naciones frente a la crisis mundial.
 
"La Argentina, como casi todos los países del sur, tenemos una concepción de cómo debemos relacionarnos comercial, económica y políticamente que es totalmente ajeno al concepto de subordinación que vienen de otros centros de poder", sostuvo la jefa de Estado.
 
Y agregó: "Creemos que solamente vamos a crecer nosotros mismos como país en la medida que nuestros amigos de otros países también lo hagan conjuntamente con nosotros, porque esto produce armonía y equilibrio, algo que está faltando desde hace mucho tiempo en las relaciones políticas y económicas en nuestro planeta".
 
Durante la jornada funcionarios de ambos países firmaron acuerdos de cooperación teconológica y cultural, al tiempo que empresarios argentinos cerraron acuerdos para exportar carnes.