162
162
 162
162

El psicólogo (apodado Geo), tras negarse a declarar ante la jueza de instrucción María Fontbona de Pombo, titular del juzgado 45, fue trasladado en calidad de detenido a la Superintendencia de Investigaciones de Villa Lugano, en Capital Federal.
 
Los otros dos imputados, el profesor de música Marcelo Rocca Clement (apodado Marche), quien tiene antecedentes de pedofilia, y el profesor de educación física Augusto Correa (alias "Augus"), prestaron declaración indagatoria, asistidos por abogados particulares, y pasadas las 21:30 fueron trasladados hacia la sede policial.
 
Tanto el prestigioso psicólogo Corsi, como Rocca Clement y Correa, están acusados de corrupción de menores, abuso deshonesto y asociación ilícita en al menos un caso.
 
Los investigadores intentan determinar las ramificaciones de la banda, que operaba en los barrios porteños de Palermo y Recoleta y en la zona de Barrio Norte, y no descartaron que tenga alguna conexión con España, donde Corsi era "señalado con un 'alerta amarilla'; en otras palabras: una persona a la que había que vigilar".
 
A su vez, hay al menos cuatro personas prófugas y un cuarto imputado no procesado vinculado a la causa, y existe abundante material probatorio, como películas en DVD, escuchas telefónicas y cruzamiento de llamadas.
 
Las víctimas
Según trascendió, habría al menos tres víctimas identificadas. El primero sería el chico de 14 años, cuyos padres dieron aviso del abuso, y otros dos cuya identenidad no trascendió y cuyas familias no estarían enteradas de los hechos.
 
"Esas otras dos víctimas están identificadas y ahora hay que llamar a sus padres e informarles lo que ha ocurrido", dijeron.
 
El reclutador
La investigación determinó entonces que la banda "reclutaba" a los menores en los cibercafés de Recoleta y Barrio Norte, donde entablaban una amistad basada en la confianza, para luego iniciarlos en la homosexualidad.

Luego, los sujetos los invitaban a participar de fiestas sexuales que eran filmadas y subidas a distintos sitios pornográficos de internet.

La captación estaba a cargo de dos jóvenes de entre 18 y 20 años, que buscaban chicos que estuvieran navegando en sitios "XXX" para invitarlos a mirar "sin restricciones" videos y fotos en un departamento.

Una vez que habían ganado la confianza del menor, le entregaban la víctima al psicólogo que también mantenía relaciones homosexuales con los chicos y los "premiaba" con regalos como ropa, consolas de juegos o cámaras digitales.

Uno de los reclutadores sería un joven de tan sólo 20 años que, hace ocho, cuando tenía 12, habría sido abusado por Rocca Clement.
 
Una fuente del caso, ante la noticia, señaló: "No podíamos creer que fuera el mismo chico; parecía increíble, pero chequeamos los datos y así es".
 
Clemente fue acusado en 2000 de "abuso sexual con acceso carnal, tentativa de abuso sexual reiterado (dos ocasiones), abuso sexual gravemente ultrajante reiterado (tres oportunidades) en concurso real con promoción de la corrupción de un menor de edad", publicó el diaro Clarín.