Infobaedomingo 29 de junio 2008

Alerta por la burundanga: la nueva droga sexual que invade los boliches

En medios policiales y judiciales se admite una presencia cada vez mayor de la sustancia que tiene como fin barrer con las inhibiciones y posibilitar el sometimiento sexual de las víctimas

Le atribuyen un poder contundente para hacer que las jóvenes pierdan el control de su cuerpo y su mente, y terminen a merced de su ocasional compañero, aquel al que pudieron haber conocido minutos atrás, cuando le ofreció un trago en cualquier local bailable.

Los expertos en drogas, citados por Diario Popular, sostienen que la burundanga es una droga "de fácil acceso", ya que puede ser fabricada por cualquier laboratorio ilegal del Conurbano y la Capital".

En medios policiales, de acuerdo con el mismo matutino, escuchan cada vez más sobre la existencia de la droga, pero aseguran que las denuncias no llegan a efectivizarse por parte de las víctimas de abusos sexuales.

Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, sostuvo que "los ataques son cometidos por grupos de tres o cuatro chicos. Así, las adolescentes son abusadas sexualmente, aunque parezcan relaciones consentidas".

Por su parte, el perito criminalístico y psiquiatra forense Miguel Maldonado, aseguró que "lamentablemente, en medios policiales y judiciales cada vez se escucha con mayor frecuencia la presencia de la burundanga entre la juventud".

La burundanga está compuesta principalmente por escopolamina, una sustancia extraída de un árbol que crece en Centroamérica llamado Brugmansia o Belladon, que a partir de prácticas rituales vudúes y umbandas se difundió a delincuentes que la utilizan para cometer robos o violaciones. La burundanga puede llegar en forma a la víctima en forma de tagos, caramelos o dulces, aunque otros también le adjudican el poder de afectar por medio del simple contacto con la piel.

La droga causa un efecto de automatismo y pasividad complaciente, para quedar a merced de sus atacantes, de acuerdo con el sitio colombiano Susmédiocos.com.

Comentá