Sociedadviernes 01 de febrero 2008

¿Sexo o gym? Cómo se queman más calorías

Los que saben aseguran que las endorfinas que libera el organismo durante la relación sexual, hace olvidar del estrés y la ansiedad que impulsa a comer compulsivamente. Sepa cuánto adelgaza, por ejemplo, al desvestir a su pareja

Crédito: Cristian Hoerth (fotomontaje)
Si usted es de los que duda empezar el gimnasio esta nota está hecha a su medida. Si, además, tiene pareja sepa que el sexo gasta tantas calorías como muchas rutinas de ejercicios.

El autor norteamericano Richard Smith escribió dos libros sobre el adelgazamiento y el sexo, en los que intentó demostrar que el ejercicio sexual puede reemplazar el ansia por comer que en consecuencia produce el aumento de peso.

Según publicó el sitio En Plenitud, el escritor propone una manera más atractiva de mantenerse en forma. “Las endorfinas que libera el organismo durante la relación sexual, hace que nos olvidemos del estrés y la ansiedad que nos impulsa a ingerir alimentos compulsivamente. El sexo levanta el ánimo de manera natural y aleja de los vicios de la comida”, comentó el autor.

Así es que los efectos de esta teoría dependerán de la duración de la relación sexual, las posiciones adoptadas, los movimientos realizados y la intensidad del encuentro amoroso.

Para Smith “los movimientos pélvicos, el incremento de los latidos del corazón, la dilatación de los vasos sanguíneos de los genitales y el orgasmo gastan energía similar a cualquier otro ejercicio físico”.

Por su parte, el sexólogo Norberto Baigorria destacó que más allá de que alguien se haya tomado el trabajo de medir detalladamente los efectos del sexo en el organismo como beneficio para adelgazar, nada tiene de raro ya que “el sexo no deja de ser un acto físico y el movimiento produce que se libere energía y se quemen calorías”.

Asimismo, explicó que “hay que tener cuidado porque podemos lograr un efecto contrario al buscado. En muchos casos, cuando el sexo es insatisfactorio, la persona, para compensar la carencia puede llegar a tener un mecanismo compulsivo de saciedad que puede ser el comer”.

Caloría por caloría
El informe detalló que desvestir a la pareja equivale a quemar 120 calorías.

Un orgasmo real acaba con 27 calorías, aunque 160 si es fingido. Con un beso, desaparecen 60 calorías.

Durante una relación sexual de veinte minutos se consumen 150 calorías, el equivalente a caminar o subir y bajar escaleras.

Tampoco está de más saber que las caricias consumen 20 calorías. Y que la postura del misionero elimina 240 (con otras posturas se puede desechar de 200 a 400 calorías).

Comentá