Policialeslunes 28 de enero 2008

"Gaby presionó a mi hermano para llegar a horario"

Marisa Coelho admitió que su hermano pudo haber ido excedido de velocidad porque Álvarez estaba apurado para llegar a un evento. "Accionar un freno de mano a más de 90 km/h es una locura", expresó en Radio 10 acerca del fatal impacto

Marisa adelantó que en las próximas horas se reunirá con el hermano de Gabriel Álvarez. "No queremos armar una estrategia, sino decir toda la verdad sobre la tragedia", expresó en la puerta del penal Las Rosas de Maldonado.

"Blas tiene en su corazón el peso de las dos muertes. No sabe cómo pedirle disculpas a los familiares", agregó Marisa. Luego, recordó entre lágrimas una tragedia que padeció en carne propia en San Miguel del Monte, en un caso donde fallecieron conocidos de ella.

En Maldonado se encuentran detenidos el relacionista público y su empleado Blas por el terrible accidente ocurrido el jueves pasado en el que murieron dos personas en Punta del Este.

"Blas no tuvo conciencia de estas dos muertes", agregó Marisa, para quien las responsabilidades apuntan a Álvarez, dado que "todos saben que accionar un freno de mano a más de 90 kilómetros por hora desestabiliza un auto", explicó.

Sobre la relación de los detenidos, reveló que se hablan pero están distanciados.

A su vez, hizo saber que la intención de su familia es trasladar al imputado argumentando que no hay lugar para alojar a todos los detenidos. En este punto, desmintió que intenten albergarlo a una cárcel VIP.
 
Defendió además la inocencia de su hermano en el hecho quien, siempre siguiendo sus palabras, habría aceptado que iba fuerte pero no sabe si conducía excedido de velocidad. "Estaba presionado por Gaby para llegar a horario", manifestó, y reveló que Blas estaba acostumbrado a recorrer ese trayecto, "dos o tres veces por día".

"Mi hermano no advirtió cuando se apareció la moto, sino que la vio destrozada cuando salió del auto accidentado", concluyó.