Sociedadlunes 07 de enero 2008

Mujer separada busca sexo: ¿mito o realidad?

Parece estar más socialmente aceptado que, tras el divorcio, el hombre salga a la "caza" de aventuras que le den la bienvenida a la soltería. Para los profesionales, una mujer separada sabe exactamente lo que quiere de su vida

Crédito:
Si bien toda separación genera una crisis, el cambio que la contiene puede resultar liberador para la mujer logrando una transformación sorprendente.

El sitio En Plenitud publicó que el regreso a la vida erótica (entre tantos retornos) a los que se exponen las parejas que deciden separar sus caminos no tiene por qué infundir temor.

Actualmente más mujeres deciden darse una segunda o tercera oportunidad sorprendiendo a su entorno y a sí mismas con una valentía que estaba presente, pero escondida en lo más profundo del interior femenino.

“Si la mujer tenía un compañero con el que estaba sexualmente insatisfecha intentará encontrar lo que justamente más miedo le da y es un hombre que la haga experimentar lo que no ha conocido hasta el momento en el terreno sexual. Al principio, el temor a encontrar lo repetido y lo que hizo sufrir es enorme, pero es un ejercicio de autoestima que se va aprendiendo”, aseguró la sexóloga Patricia Dappitt.

Por su parte, el sexólogo español Javier López Severino aseguró que “dentro de cada mujer hay una loba oculta esperando el momento oportuno para atacar. La mujer que ha vivido muchos años sometida a una mala experiencia tendrá en cierto momento de su vida la necesidad de salir al ruedo, mostrar las garras, en el buen sentido y seducir a su hombre y comenzar una nueva vida llena de conquistas y descubrimientos”.

El especialista (que escribe un libro sobre las etapas sexuales que experimenta una mujer y los cambios que con el paso del tiempo se consolidaron y transformaron) destacó que “el primer indicio que se percibe cuando se está ante un cambio es el querer modificar algún aspecto físico con el que no se está a gusto”, a lo que agregó que “lo importante es no quedarse en ese nivel y continuar indagando qué otros aspectos se quieren mejorar”.

Así, Dappitt remarcó que “la reconstrucción de la autoestima perdida es una de las condiciones fundamentales para un resurgir. No hay nada más seductor que una mujer que se quiere y respeta y cuando se logra este estado la transformación lograda es increíble porque es un renacer íntegro y eso se refleja”.

Sexo se busca
La vida sexual suele ser otro de los aspectos que comienzan a gestarse dentro del universo femenino de manera diferente tras una separación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todo cambia de la noche a la mañana.

“La creencia dice que una persona que vuelve a estar sola tiene infinitas posibilidades de ejercer su sexualidad, pero esto no es absolutamente veraz. Tampoco es cierto que la independencia le otorga mágicamente el poder a la persona de ejercer un sexo a lo Hollywood. Seguramente en la primera oportunidad del encuentro sexual después de haber tenido largos años de convivencia con otra pareja, la mujer no tenga orgasmo y el hombre no tenga erección y eso no tiene que ver con la seducción ya que ésta se trabaja a lo largo de la vida y también se modifica y redescubre todo el tiempo”, indicó López Severino.

Al parecer, el sexo tras un alejamiento dependerá de cómo fue la sexualidad durante esa relación pasada, por lo que “si el vínculo fue muy satisfactorio, encontrar otra pareja sexual que esté a la altura será complejo y esto se relaciona al grado de confianza e intimidad que se supo construir durante los años de convivencia y conocimiento entre ambos”, según comentó Dappitt.

En cambio si la vida “anterior” resultó ser pobre existe la posibilidad de encontrar un goce tanto sexual como en todos los órdenes de la vida, intentando apostar a otra experiencia.

Comentá