Infobaeviernes 04 de enero 2008

Cuántos presos hay por cada 1.000 argentinos

La Universidad de Londres elabora un informe sobre la cantidad de encarcelados en el mundo. Infobae.com accedió al material y habló con los investigadores. En qué puesto y situación está el país

En sólo 4 años, la cantidad de encarcelados en la Argentina creció 30%. Así lo estableció el Centro Internacional para Estudios Penitenciarios (ICPS) del King’s College de la Universidad de Londres, institución creada en 1997 por el entonces ministro del Interior británico, Jack Straw y que es en la actualidad, una de las referentes mundiales en temas de justicia criminal.

Según la séptima edición del trabajo que titulan "World Prison Population List" y que consiste en un ránking de más de 200 países en el que se indica cuántos presos hay en cada uno de ellos, la Argentina pasó de tener 107 presos cada 100 mil habitantes en 2004 a 140 en 2007 (1,4 cada 1.000). Lo que indica un total aproximado de 54.500 argentinos presos.

Con ese número, el país se ubicó en el puesto 88º de la lista, antecedido por Chile (puesto 46º con 240 presos cada 100 mil habitantes); Uruguay (puesto 59º con 193 presos) y Brasil (puesto 61º con 191 presos).

Lidera la lista Estados Unidos con 738 presos cada 100 mil habitantes y un llamativo total de 2.186.230 convictos, lo que equivale al 72% de la población de la Ciudad de Buenos Aires.

"Más de 9,25 millones de personas en el mundo están en prisión (…) casi la mitad de ellos están en sólo tres países: EEUU, China (1,55 millones) y Rusia (0,87)", indica el informe y puntualiza que 61% de los países tienen menos de 150 presos cada 100 mil habitantes, lo que coloca a la Argentina en ese rango promedio aunque por debajo del de la región que asciende a 165,5 presos cada 100 mil.

Por último, el trabajo destaca que 73% de los países del mundo mostraron crecimiento en su población penal y que en América subió en 84% de los mismos.

Argentina, ¿caso excepcional?
"La población en los penales de muchos países del mundo está creciendo y en muchos casos lo hace a un ritmo muy veloz. La Argentina no está sola en ese crecimiento que muestra el resto del mundo y que ocurre también en la región, en países como Chile o Brasil", dijo desde su oficina en Londres a Infobae.com, el director del ICPS, Rob Allen.

Consultado acerca del porqué del crecimiento de los presos en el país, Allen señaló que "en primer lugar más presos no significa más seguridad. Hay que tener en cuenta además que un alto porcentaje de presos en el país están esperando a ser procesados, en algunos casos, 2 ó 3 años. En esta situación se encuentra casi la mitad de la población carcelaria, pero esta cifra es menor que años atrás".

¿Significa que subió el delito o mejoró la seguridad? "Es complicado responderlo porque el nivel de presos no está necesariamente vinculado al del delito. No hay mucha relación entre la cantidad de presos y la de crímenes. Un claro ejemplo es Estados Unidos", dijo.

Por otra parte, Allen destacó durante el año hubo elecciones presidenciales en varios países y se pone énfasis al tema de la seguridad porque es un tema que preocupa a nivel mundial. "Existe un temor público referido a temas de violencia, crimen, robos y eso se traslada a más políticas, a que los políticos prometan más encarcelamientos y muchas veces la llamada 'mano dura', pero esto no resuelve el problema", aseguró.

Lo que para el experto sí aporta soluciones reales es "la educación, la ayuda social, mejorar las posibilidades de inserción, mejorar las oportunidades económicas, combatir la drogadicción. Las soluciones forman parte de planes de largo plazo, de invertir en este tipo de medidas".

Otra estadística
Según datos de la entidad argentina Unidos por la Justicia, el crecimiento de la población carcelaria fue aún mayor, "con un aumento de más de 45% entre 2002 y 2006. Hoy en día la población carcelaria de la Argentina es cercana a las 65.000 personas, lo que equivale a una tasa de encarcelamiento de aproximadamente 170 detenidos cada 100.000 habitantes".

La diferencia entre un número y otro, puede consistir en que no sean tenidos en cuenta los presos federales, de acuerdo a lo indicado. "En el año 2002, el total de detenidos en todo el país era 44.968, el equivalente a 124 detenidos cada 100.000 habitantes", se señaló.

Con estas cifras y considerando que la capacidad del sistema penitenciario local es de 45 mil plazas, se obtiene que la superpoblación carcelaria ronda en este momento, alrededor de 48%.

Comentá